Cuidarse es cuestión de prioridades

Hemos dedicado los tres últimos artículos de nuestro blog sobre la prevención de salud en las oficinas.

https://www.fisiohogar.com/el-lado-oscuro-del-empleo/

https://www.fisiohogar.com/ordenadores-mas-chulos-cuellos-mas-chungos/

https://www.fisiohogar.com/los-efectos-del-estres-malo/

Tal como comentamos, unos cuantos millones de Españoles vuelven a la oficina y allí estarán durante muchas horas al día.  La gran mayoría de vosotros trabajadores, al finalizar los 8, 9 o 10 horas de trabajo, volveréis a casa para seguir trabajando en las tareas de casa, seguir las tareas de oficina pendientes de acabar (con un portátil)  y cuidando a vuestros hijos (la parte más gratificante).  Algunos, justo después de salir de la oficina se dedicará a pasar una hora en el gimnasio, cumpliendo con la tarea de seguir castigando el sistema musculoesquelético.

Cada septiembre, suelen pasar dos cosas;  las empresas empiezan a formular el presupuesto del año siguiente y a nivel personal, todos tenemos unos cuantos buenos propósitos para intentar hacer las cosas mejor.

Precisamente en estos días, los jefes de las empresas empiezan la ardua tarea de ver como cuanto y en que se gastará el año siguiente.  Desde Fisiohogar queremos ayudar a mejorar la salud de los empleados, que al fin y al cabo serán los que trabajarán duro durante todo el curso para sacar adelante los objetivos de la empresa.  Tener en plantilla muchos trabajadores estresados, doloridos y peor aún, de baja por cualquiera de las dos cosas hará bajar de forma importante la eficiencia de la empresa.  Por eso, igual que se reserva una parte del presupuesto para el mantenimiento de las oficinas, creemos que puede ser importante, no solamente para la prevención, sino por el efecto positivo que pueda crear en la empresa, el hecho de disponer de un fisioterapeuta para el “mantenimiento” de los empleados.  Disponer de un Fisioterapeuta dentro de una empresa es una inversión en reducción de bajas, en aumento de bienestar y una inversión en positividad que ayudará a que los trabajadores se sientan más a gusto sacando adelante la empresa.

Para aquellos que están haciendo listados de nuevos propósitos, les invitamos a que piensen en la prevención.  Mantener una buena postura trabajando, estirar adecuadamente; para la oficina (Pincha aqui); para los que les gusta correr  y para los que juegan al padel (aquí).  Recordarles que un tratamiento de una contractura muscular normalmente requiere entre 2 y 4 sesiones en un margen de 2 semanas, y que si pensamos en prevención, haríamos el mismo tratamiento de prevención (una sesión mensual) y disfrutar de vivir y trabajar sin dolor.

Como todo, es cuestión de prioridades.  La prevención, el cuidado personal y en definitiva, la salud musculoesquelética pasa por la fisioterapia.

En Fisiohogar, disponemos de un equipo siempre preparado para dar un tratamiento de calidad en la comodidad de vuestras casas.  También disponemos de paquetes muy atractivos para prestar un servicio dentro de la empresa con planes que pueden ser hasta gratuitos para la empresa.  Lo dicho – es cuestión de prioridades.