¿Por qué se duermen las manos de las embarazadas?

Seguramente alguna vez habréis escuchado el término “Síndrome del túnel carpiano”, pero ¿sabéis lo qué es?; Esta enfermedad suele asociarse con gente cuyos trabajos requieren movimientos manuales repetitivos (trabajos con ordenador, trabajos en líneas de montaje, coser, cortar comida…) o trabajos que producen una presión constante sobre la muñeca (como montar en bicicleta), pero también suele darse en embarazadas, ya que el aumento de peso y la retención de líquidos típica, aumenta la presión en el túnel carpiano.

¿Qué es el túnel carpiano?

Carpal tunnel syndrome, eps10Es un pasadizo estrecho y rígido formado por los ligamentos y los huesos en la base de la mano, el cual contiene los tendones flexores y el nervio mediano.

Por lo tanto cualquier proceso que provoque ocupación de este espacio; como inflamación, presencia de líquido etc, provoca el atrapamiento de este nervio mediano. El resultado puede ser dolor, debilidad, hormigueo, ardor o entumecimiento de la mano y la muñeca, pudiendo incluso irradiarse hacia todo el brazo y el hombro.

Dentro de las neuropatías por compresión este es el síndrome más común y es ampliamente conocido.

¿Cómo puedes prevenirlo o tratarlo?

En el caso de las embarazadas, va disminuyendo poco a poco tras el parto hasta que deja de doler. Aunque es posible, que cuando tengan a su bebé, el hecho de ponerlo y sacarlo de la cuna, darle el biberón o sostenerlo, puede agravar los síntomas y esta vez si será por realizar movimientos repetitivos. Por lo tanto cuanto más controlado lo tengamos durante el embarazo, menores riesgos se correrán luego.Teniendo en cuenta que durante el embarazo, los medicamentos están limitados, hay que tomar medidas alternativas.Lo primero que hay que hacer es evitar la retención de líquidos haciendo ejercicio, vigilar el estreñimiento y tomar algún diurético natural como el té o los espárragos. Para esto son muy buenos también los masajes drenantes (Masaje linfático manual) y ahí es donde entramos en juego nosotros, los fisioterapeutas, ya que cuando los síntomas aparecen, debemos vigilar más de cerca esta retención con férulas nocturnas, baños de contraste, aplicación de hielo local, acupuntura clínica y liberaciones fasciales. Aparte de poder proporcionaros toda la información necesaria para prevenirla.

Es conveniente evitar también cualquier actividad que requiera movimientos manuales fuertes y repetitivos, evitar dormir sobre las manos, cambiar de posición para dormir, mover los dedos y realizar estiramientos.

La dependencia que tiene el bebé hasta que es completamente autónomo para andar,es un factor muy  importante en la acumulación de tensión muscular de la madre. Por ello, solemos aconsejar a las madres que se cuiden físicamente, que realicen algún ejercicio como pilates, yoga o gimnasia de mantenimiento, teniendo como objetivo ganar resistencia muscular y minimizar la tensión muscular mediante ejercicios de corrección postural y estiramientos. Lo importante es rodearse de profesionales, invertir tiempo y recursos en cuidarse y así poder estar al 100% para poder disfrutar de su bebé.