Franquicia Fisioterapia – ¿Por qué elegir esta opción?

Sigo con mis artículos de esta semana volcados en contar mi experiencia como fisioterapeuta a domicilio y en explicar porque hemos elegido la forma de Franquicia para hacer crecer nuestra empresa de fisioterapia.

Es muy difícil explicar en pocos artículos y palabras lo que nos ha llevado a la decisión de franquiciar nuestro negocio en lugar de otras formas de crecimiento y creo que dado que uno de nuestros principios como empresa es la transparencia, me corresponde explicaros como se llegó a esta decisión y lo que buscamos con ello.

Hace ya más de 14 años que empezamos a trabajar como fisioterapeutas a domicilio y algo más de 8 años que nos dimos cuenta de que la forma de poder trabajar así toda nuestra vida profesional era la de crear una marca reconocida. Desde ese momento nos dedicamos a crear una forma de trabajo, de fidelización de pacientes, un software propio para controlar las sesiones y unos materiales de calidad para entregar a los pacientes y aportarles valor.

Para algunos compañeros pensar en franquicias supone pensar en algo incompatible con los servicios sanitarios, pero os voy a contar porqué hemos elegido esta forma y creemos que es adecuada para nosotros como franquiciadores y para aquellos que elijan unirse al proyecto y sean seleccionados para el mismo.

clínica de fisioterapia
Nuestra clínica en Majadahonda

Lo primero que quiero contaros es que Fisiohogar es una empresa creada por fisioterapeutas, Esther Sanjurjo, Joseph Sapiano y Pablo Herrera, que trabajamos a domicilio y en nuestra pequeña clínica de Majadahonda, somos una micropyme, es decir una empresa que cuenta con muy pocos recursos. Llevamos muchos años trabajando para llegar al punto en el que hemos decidido compartir nuestra forma de trabajo con otros compañeros fisioterapeutas. Podíamos haber elegido la forma de cooperativa para involucrar a muchos fisioterapeutas en el proyecto o tratar de contratar fisioterapeutas por toda España por nuestra cuenta y riesgo. Pero somos gente muy prudente y no contamos con inversores externos que quieran lucrarse con este proyecto. Por eso hemos pensado que la mejor forma de incorporar fisioterapeutas a nuestro proyecto, que compartan nuestra forma de ver la fisioterapia es la de la franquicia, se trata de compartir con compañeros que estén pensando en montar su negocio propio nuestra experiencia adquirida en todos estos años, la forma de aunar esfuerzos y recursos para que la publicidad y la comunicación externa sean más efectivas.

Somos fisioterapeutas y nuestra primera preocupación es el paciente, poder realizar fisioterapia de calidad y ayudar a que nuestro trabajo mejore la salud de nuestro entorno. Hemos comprobado que la unión hace la fuerza

La unión hace la fuerza
La unión hace la fuerza

y que poder ofrecer nuestros servicios en más localidades nos permite acercarnos a grandes corporaciones y colectivos a los que estando solos no podríamos acceder. Somos fisioterapeutas pero también somos empresarios, nos damos cuenta de que la forma de mantener nuestro negocio en el tiempo es ofrecer un servicio de calidad a unos precios razonables que nos permitan trabajar con pacientes privados así como con empresas y a la vez dar una salida profesional digna y bien pagada a nuestros fisioterapeutas colaboradores.

Yo personalmente llevo muchos años trabajando e invirtiendo en este proyecto con la idea de seguir creciendo y acabar formando una red de la que sentirme orgulloso, muchas veces he pensado en abandonar el proyecto porque  a corto plazo sería más rentable hacer el trabajo por mi cuenta, pero para poder mantener un proyecto a largo plazo es necesario contar con un equipo comprometido que pueda reemplazarte cuando no puedas trabajar y en el momento en el que te das cuenta de esto es cuando empiezas a pensar en las formas de hacerlo.

Buscamos fisioterapeutas con experiencia contrastada, que puedan ofrecer servicios de calidad a nuestros pacientes y que quieran formar parte de un proyecto de futuro que nos ayude a todos a crecer consolidando la marca y llegando a ofrecer nuestros servicios en lugares donde un fisioterapeuta solo no podría llegar. A la vez fomentamos la formación y actualización de nuestro equipo por medio de una red interna de intercambio de información contrastada y la opción de consultar y compartir nuestras dudas con otros compañeros de otras especialidades que trabajan con nuestras mismas inquietudes.

Nuestra forma de incluir a gente en nuestro proyecto ha sido la de franquicia de fisioterapia, seleccionamos a los franquiciados conforme a nuestros principios. Una vez aceptada la solicitud, cobramos un canon de entrada por la utilización de la marca, por el curso de formación, por el posicionamiento web, por el material de inicio de actividad y por un acompañamiento al lanzamiento.

Cobramos también un canon mensual por los servicios que ofrecemos a los franquiciados; la gestión de su propia página web, la gestión de las redes sociales, el mantenimiento y mejora de un sistema informático de gestión, los procesos de fidelización del paciente, las gacetas mensuales y cuatrimestrales, los cuestionarios de satisfacción, por una asesoría en gestión de recursos humanos, por una asesoría de marketing, por los diseños publicitarios y por una comunicación efectiva y por una estrategia publicitaria. En resumen, por unos servicios que si un fisioterapeuta quisiese contratarlos por su cuenta le costarían años de trabajo y un presupuesto mucho mayor que lo que nosotros pedimos.

De todas formas creo que la mejor opción para conocer el proyecto y la forma de trabajar que proponemos, será que todos aquellos interesados rellenen este formulario y les enviaremos el dossier de franquicia con la información básica y más adelante si sigue siendo interesante, sentarnos para hacer los números específicos para cada localidad.