6 Consejos de tu fisioterapeuta para sentarte correctamente en el trabajo

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo calcula que entre un 60 y un 90% de la población sufrirá dolores lumbares o cervicales en algún momento de su vida por cuestiones laborales.

Una postura inadecuada durante la jornada laboral puede perjudicar la salud de tu espalda. Las más de 8 horas que pasamos al día en nuestros trabajos, habitualmente en la misma postura, puede precipitar dolores de cuello y espalda.

Por tanto, en esta entrada vamos a revisar los aspectos más importantes para saber cómo sentarnos adecuadamente y evitar estos dolores de espalda.

  1. La altura del asiento es clave: se debe regular de tal manera que las plantas de nuestros pies apoyen perfectamente en el suelo y las piernas formen un ángulo de 90º respecto al asiento.
  2. Apoyo de la espalda: al sentarse, se debe usar todo el asiento, de manera que la espalda quede apoyada por el respaldo. Para esto, apóyese completamente en el respaldo.
  3. Altura de los reposabrazos: los reposabrazos son importantes ya que nos ayudan a relajar los hombros al apoyarnos en él. Si nuestra silla tiene reposabrazos ajustables debemos adaptarlos para que queden a la altura de la mesa, consiguiendo que los brazos formen un ángulo de 90º, al igual que se recomienda con las piernas.
  4. Ordenador: en el caso de que trabajemos con ordenador, nos debemos situar a 45-55 cm de la pantalla, colocando el borde superior del monitor a nivel de los ojos. Así evitamos tener que bajar la mirada o inclinar en exceso la cabeza. Además, se recomienda colocar el ratón cerca del teclado, para colocar así los antebrazos, muñecas y manos en línea recta y los codos pegados al cuerpo. También el uso de almohadilla para intentar mantener la muñeca lo más relajada posible. 
  1. Consejos para escribir a máquina: como vemos en la imagen, se debe evitar un ángulo incorrecto del codo, lo mejor es colocar el codo en un ángulo de 90º. Se debe evitar flexionar la muñeca, intentando colocarla de  manera recta. También debemos evitar apoyar de manera excesiva tanto el codo como la muñeca sobre superficies duras, para evitar su lesión.
  1. Levantarse cada 45 minutos: levantarnos de la silla cada 45-50 minutos nos ayuda a evitar la sedestación prolongada (estar sentados mucho tiempo) que nos ayudará también a prevenir contracturas y dolores de espalda.

Una vez conocidas estas indicaciones generales lo mejor que podemos hacer es adoptar un modo de vida más activo, cuidarnos en el trabajo para no pasar demasiadas horas en las mismas posiciones y consultar con los profesionales sanitarios siempre que tengamos dolencias asociadas a la actividad laboral.

Nuestro equipo de fisioterapeutas está a tu disposición ya sea en tu oficina o en la comodidad de tu hogar. No dudes en consultarnos siempre que quieras.