Beneficios de la fisioterapia en los bebés

Si tienes un bebé descubre los beneficios que le puede reportar la fisioterapia. En los niños de pocos meses es normal que aparezcan algunos pequeños problemas como cólicos o problemas relacionados con la respiración. Cuando aparecen los primeros síntomas los padres y, sobre todo los primerizos, se desconciertan y asustan. Aunque por supuesto se acuda al pediatra para tratar todo lo relacionado con el bebé, en ciertos casos también es aconsejable recurrir a la fisioterapia.

Fisioterapia y bebés

La fisioterapia resulta aconsejable para los bebés para cuestiones relacionadas con:

  • Problemas respiratorios. La acumulación de la mucosidad puede hacer que el bebé tenga problemas relacionados con la respiración y también pueden acabar afectado a la alimentación, ya que un exceso de mucosidad puede provocarle dificultades para tragar los alimentos. La fisioterapia respiratoria en bebés ayuda a expulsar esa mucosidad abriendo las vías respiratorias y favoreciendo la entrada y salida de aire correctamente. Para conseguirlo, y dependiendo siempre de cada caso, el fisioterapeuta puede practicar masajes, provocar toses controladas o usar aparatos especiales que saquen la mucosidad.
  • Cólicos. En los bebés es muy común los gases en la tripa que causan los llamados cólicos. La aplicación de masajes terapéuticos puede favorecer la expulsión de los gases y eliminar los dolores y molestias que ocasionan.
  • Relajación. La fisioterapia en los bebés, mediante la realización de masajes y ejercicios ayuda a los más pequeños a estar más tranquilos y relajados. Se eliminan tensiones y pueden descansar más tranquilamente.

Para cada edad del bebé hay una serie de ejercicios y masajes que pueden ayudar a minimizar y a hacer desaparecer las molestias que aparecen los más pequeños.