Qué es el genu varo y cómo actuar

La palabra Genu se refiere a la rodilla, y Varo, a separación. Se trata de un síntoma en el cual las piernas de una persona se muestran arqueadas, de tal manera que los pies permaneciendo juntos, hacen aparecer una separación amplia entre las rodillas.

Aproximadamente un 60% de los niños entre 1 y 4 años presentan alguna afectación ortopédica, y el Genu varo es la más habitual después del pie plano. Se tratará de un problema benigno si esta alteración no produce alteraciones de la marcha, pero sí será problemático si se exige que la tibia o caderas realicen movimientos de torsión que puedan provocar problemas a medio y largo plazo, es entonces cuando se exigirá un tratamiento ortopédico.

Se tratará de un genu varo fisiológico y normal hasta los tres años, que es a partir de cuando el niño debería de caminar y soportar su peso y su morfología será ya normalizada. Si el arqueamiento persiste, se ha de realizar una evaluación y examen físico que busque asimetrías y empeoramiento de esta condición, así como descartar otras enfermedades como puede ser el raquitismo.

Cuando se trata de un caso severo, que no requiere de correcciones quirúrgicas ni ortopédicas como el uso de plantillas o zapatos especiales, la fisioterapia ayuda buscando tensiones musculares y estructurales que pueden estar causando este arqueamiento. El objetivo sería elongar las estructuras que se encuentren acortadas, y potencias aquellas debilitadas, dando al cuerpo un nuevo esquema corporal y reentrenar la propiocepción y coordinación para una marcha óptima.

En casos que el tratamiento conservador fracasa, y el paciente continúa con la asimetría y ya está cerca de la pubertad, se puede realizar una intervención quirúrgica que busca corregir la convexidad de las piernas.