Terapia asistida por animales

En este nuevo artículo vamos a explicar una terapia que estamos empezando a introducir desde Fisiohogar, el proyecto Tanamigos de Tarragona nos ha cedido un perro de terapia con unas cualidades muy interesantes para sacarle mucho partido tanto a nivel emocional como físico para nuestros pacientes.

¿Qué nos trasmiten y qué podemos aprovechar de estos co-terapeutas peludos?

–          Podemos establecer un vinculo paciente-perro que solamente con la observación y el contacto con el perro este nos transmita una sensación de tranquilidad que ayudara a reducir estrés y liberar endorfinas.

–          Este vinculo ayudara a una mejora de la sociabilidad, potencia la conexión entre terapeuta y paciente. Mediante una motivación como es el perro el paciente podrá hacer ejercicios encarados al juego del perro

–          Como comentamos en el anterior punto, los fisioterapeutas nos podemos aprovechar del vínculo entre paciente y perro para aumentar la actividad física, pedir ejercicios que necesiten una mayor demanda de esfuerzo y equilibrio.

–          Todas estas ventajas tienen como añadido el componente lúdico, no es una terapia monótona, en todo momento vamos a ir adaptándonos a las necesidades y a la felicidad de nuestro paciente.

Hemos visto que este tipo de terapias son muy beneficiosas cuando están enfocadas sobre todo a pacientes con parálisis cerebral infantilproblemas neurológicos, Alzheimer, niños con retraso psicomotor, pacientes con cáncer y autismo.

Los perros son seleccionados por su tamaño y características, tienen un adiestramiento muy marcado que va a ir adaptándose al usuario y necesidades, pero es muy importante tener claro que el perro solo no hace terapia, es una herramienta para que el terapeuta pueda conseguir los objetivos marcados.

La foto de la portada nos la ha cedido Yaracan-mascoterapia.

Esperamos que esta pequeña introducción os haya resultado interesante, ¿habéis trabajado alguna vez con animales? ¿os apetecería conocer a Nica?