¿Qué es la sesamoiditis?

¿Qué es la sesamoiditis?

La sesamoiditis es una inflamación localizada en la planta del pie a nivel del primer dedo, donde se encuentran los huesos sesamoideos. Son dos huesos pequeños y de forma redondeada que participan en el ciclo de la marcha, ya que transmiten la fuerza de los tendones flexores y permiten la fase de despegue del pie en la que actúa el músculo flexor largo del primer dedo y a su vez, los huesos sesamoideos, están rodeados de ligamentos que estabilizan los dos huesos con la falange y entre sí, en ellos se insertan el músculo flexor corto del dedo gordo y a nivel lateral el músculo aproximador del dedo gordo que permite también la estabilización.

¿Cúales son las causas de una sesamoiditis?

Generalmente, las causas que provocan esta lesión de tipo inflamatorio, están asociadas a fuerzas excesivas, producidas por la flexión o compresión del primer dedo del pie, como ocurre en el caso de las bailarinas, especialmente de clásico o por traumatismos, tropiezos en personas que practican deportes de mucho impacto como los atletas o futbolistas o por llevar calzado que someta al dedo gordo a una presión constante durante un tiempo determinado como ocurre al llevar zapatos de tacón alto lo que favorece la metatarsalgia.

Por otro lado, hay casos en los que existen factores que predisponen a padecer esta lesión como es el caso de personas con pie cavo o el simple hecho de tener retraídos los gemelos, son condicionantes que afectan al pie y favorecen la sobrecarga en el primer metatarsiano, sobretodo en la zona plantar del pie.

El mecanismo que provoca esta lesión es debido a la compresión de los huesos sesamoideos que, en el momento de caminar, al solicitar el movimiento de la articulación del primer metatarsiano o dedo gordo del pie, al no tener suficiente espacio articular por la compresión, ven restringida su movilidad y se produce el dolor que aumenta cuanta más compresión e inflamación exista en la zona y una vez que existe inflamación el dolor se produce al inicio de la marcha, lo que altera la forma de caminar y con ello se crean alteraciones debido a la modificación de la postura para que no duela

¿Cómo se puede tratar una sesamoiditis?

Antes de realizar un correcto tratamiento que alivie el dolor y enseñar al paciente como evitar futuras recaídas, es necesario realizar una Radiografía en carga para un adecuado diagnóstico y en ocasiones una Resonancia Magnética para visualizar mejor el estado de los sesamoideos y ligamentos de la articulación metatarsofalángica.

Una vez analizado el origen de la lesión, lo aguda que es la compresión, la falta de espacio de los sesamoideos, el estado del tejido blando y si se trata de un proceso degenerativo como artrosis, procederemos al tratamiento fisioterapeutico que consistirá en: movilización articular  de la 1ª falange, movilización articulaciones próximas, trabajo musculatura interósea, decoaptación articular y estiramientos. En casos severos en los que el tratamiento de fisioterapia no funcione, se procederá a plantear la cirugía, que suele ser realizada por medio de una artroscopia.