¿Qué es la fisioterapia de suelo pélvico?

La fisioterapia del suelo pélvico es la parte de la fisioterapia encargada de reeducar, reequilibrar y rehabilitar los distintos componentes del suelo pélvico.

Pero ¿Qué es exactamente el suelo pélvico? El suelo pélvico, suelo de la pelvis o base de la pelvis, engloba el conjunto de estructuras anatómicas que encontramos d dicho nivel entre las que tenemos:

  • Huesos: 2 huesos iliacos, 2 ilion y 2 isquión, todos ellos junto con el sacro y coccis forman el armazón o esqueleto de la pelvis, encargado de dar protección y consistencia a todo lo que se alojan dentro de dicha cavidad.
  • Ligamentos: son un tipo de tejido que da estabilidad a las articulaciones alrededor de las cuales están situadas y que permiten o limitan ciertos movimientos.
  • Músculos y tendones: son los verdaderos artífices de los movimientos de la pelvis. Esta estructura tiene movimientos en todos los ejes y planos del espacio. Tenemos de forma característica dos tipos diferentes de fibras musculares, unas encargadas del mantenimiento de la postura, y otras encaminadas a activarse cuando hay que realizar un esfuerzo por encima del nivel basal.
  • Vísceras: a nivel pélvico nos encontramos con distintas vísceras de los aparatos genital, urinario y digestivo que son vejiga, uréteres, uretra y recto de forma común. En el caso de los hombres próstata. En el caso de las mujeres útero, ovarios, trompas uterinas.

Tradicionalmente la gente ha asociado fisioterapia de suelo pélvico con pérdidas de orina, y aunque ciertamente no les falta razón, hemos de pensar en este tipo de fisioterapia como algo mucho más amplio ya que son subsidiarios de dichos tratamientos  tanto a hombres como mujeres y niños. ¿Cuales son las patologías más comunes que se tratan según colectivos?

  • Hombres:

◦     Prostatitis: inflamación de la próstata

◦     Disuria: dolor a la micción

◦     Disfunción eréctil

◦     Pérdidas de orina

◦     Recuperación postquirúrgica en pacientes prostatectomizados.

 

◦     Incontinencia urinaria en sus distintas vertientes

◦     Dolor pélvico crónico

◦     Enfermedades neurológicas

◦     Descenso de órganos pélvicos o prolapsos: cistoceles, rectoceles, prolapso de útero.

◦     Vaginismo

◦     Dolor a las relaciones sexuales

◦     Síndrome de micción no coordinada

◦     Recuperación postquirúrgica

  • Niños:

◦     Síndrome de micción no controlada

◦     Eneuresis: pérdidas de orina nocturnas

◦     Infecciones de orina de repetición

 

La cuestión a resolver ahora sería ¿Qué métodos usamos para el tratamiento de dichas patologías? La elección de un método de tratamiento u otro va a depender de la patología a tratar, el diagnóstico médico, pruebas complementarias y la exploración que el fisioterapeuta especialista en suelo pélvico lleve a cabo.

Entre los distintos métodos posibles de tratamiento empleamos una o varias de las siguientes técnicas de forma habitual:

  • Técnicas de terapia manual endocavitaria.
  • Reeducación de la postura, tono y movilidad articular de la zona
  • Reeducación diafragmática.
  • Ejercicios de tonificación muscular de toda la musculatura pélvica (ejercicios de kegel, hipopresivos…)electroterapia analgésica y electroestimulación.

Como les he podido mostrar a través de estas lineas, la fisioterapia de suelo pélvico engloba un conjunto de técnicas altamente eficaces para el tratamiento de patologías uroginecológicas. Pero ¿Qué podemos decir de la fisioterapia obstétrica? ¿Cómo mejora el proceso del embarazo, parto y postparto? ¿Es cierto que a través de este tipo de fisioterapia podemos mejorar patologías de carácter coloproctológico como encopresis, incontinencia fecales? Todas estas preguntas irán teniendo respuesta de manera paulatina en sucesivos artículos.

Para finalizar, me gustaría como profesional y especialista en este tipo de patologías, que estas lineas sirvieran de inicio para mover inquietudes, y que puedan ir planteando todos, tanto pacientes, conocidos, amigos y otros profesionales del mundo de la salud las dudas que tengan al respecto y yo con mucho gusto se las iré resolviendo.