Ejercicio terapéutico en fisioterapia – una gran herramienta

El ejercicio terapéutico como herramienta del fisioterapeuta

Las personas que precisan la ayuda de un fisioterapeuta, se ponen en contacto con nosotros para que disminuyamos el dolor o mejoremos su movilidad, dejando en nuestras manos la solución de su problema.

Como fisioterapeutas, y teniendo en cuenta que cada vez más estudios científicos lo avalan, hay transmitir la necesidad de que el paciente también se implique e involucre en su tratamiento.Ejercicio terapéutico

¿cómo hacer que el paciente se involucre en el tratamiento?

Mediante el ejercicio terapéutico, que debemos incluir siempre en un tratamiento de fisioterapia. Tanto en patologías agudas, como una contractura cervical, como en patologías crónicas, como puede ser la artrosis, el ejercicio aporta grandes beneficios.

¿Qué entendemos como ejercicio terapéutico?

Taylor (2007) lo definió como la prescripción de un programa de actividad física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar la función o mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud.

¿Por qué es necesario?

La masoterapia, las manipulaciones osteopáticas o la punción seca son técnicas, entre muchas otras, que utilizamos los fisioterapeutas en nuestras sesiones de forma habitual. Con ellas conseguimos cambios en el organismo que ayudan a disminuir las molestias o a ganar movilidad,pero en ocasiones no es suficiente. Entre otros aspectos, nos encontramos con patologías crónicas, bien osteomusculares o neurológicas, en las que un tratamiento únicamente manual no consigue todos los efectos que se buscan. En las patologías agudas, gracias a los ejercicios que se pautan podemos disminuir las recaídas.

Cuando existe una patología es importante rodearse de profesionales de la salud. Desde la fisioterapia se establece un plan individualizado para cada paciente, en función de su lesión.

Este puede incluir:

  1. Movilizaciones: realizadas por el fisioterapeuta o con ayuda del paciente
  2. Ejercicio aeróbico: bicicleta, marcha
  3. Fortalecimiento: potenciación de la musculatura
  4. Ejercicios para ganar flexibilidad, como los estiramientos, o para mejorar el equilibrio y la coordinación.

Taylor NF. Therapeutic exercise in physiotherapy practice is beneficial: a summary of systematic reviews 2002–2005. Disponible en: http://ajp.physiotherapy.asn.au/AJP/53-1/austjphysiotherv53i1taylor.pdf