¿Cómo saber si tienes un neuroma de Morton?

 

Lo primero que tenemos que tener claro para responder a esta pregunta es, ¿qué es un neuroma de Morton?.

La respuesta rápida sería: “un engrosamiento de un nervio del pie“, para ser más precisos diríamos que es el nervio interdigital y el engrosamiento se produce a nivel del metatarso entre el segundo o tercer espacio interdigital. Pinchand0 aquí tienes más información.

El diagnóstico se sospecha por los síntomas y la exploración del pie. Y se confirma con una Resonancia Magnética o una Ecografía, donde se ve el engrosamiento de los nervios interdigitales.

Síntomas:

  1. Dolor en la parte anterior del pie o a un lado de un dedo, más frecuentemente entre el 3º y 4º metatarsiano. También puede aparecer sensación de entumecimiento entre estos dos dedos.
  2. Dolor al apretar la punta del pie.
  3. Dolor al presionar entre los metatarsianos.
  4. Dolor quemante en la planta del pie, entre los huesos que se irradia hacia los dedos. Empeora al ponerse de pie, al andar trayectos largos.
  5. Se puede reproducir el dolor mediante la compresión del pie con la mano.

 

Causas:

La más frecuentes es la utilización de calzado de tacón alto (es frecuente en mujeres de mediana edad), que aumenta la presión sobre los nervios interdigitales.

Puede provocarse por traumatismos directos sobre la planta del pie y se agrava en los deportistas, especialmente en los corredores y en los futbolistas; que al correr o al golpear la pelota con el pie, someten al nervio a mayor presión.  También los tumores blandos en el espacio interdigital; la debilidad del arco plantar puede hacer que los metatarsianos pellizquen el nervio, provocando la inflamación. Deformaciones de los dedos en martillo o en garra.

Tratamiento:

  1. Uso de plantillas o cualquier otra órtesis que soporte el arco metatarsiano y disminuya la presión en los nervios.
  2. Hielo en la zona para reducir la inflamación
  3. Cambiar el calzado y usar uno cómodo, de talón bajo y amplio en la punta.
  4. Antiinflamatorios para disminuir el dolor y la inflamación.
  5. Aplicación de terapia como el Laser, US, corrientes analgésicas.
  6. Ejercicios para fortalecer el arco plantar.
  7. La cirugía deberá proponerse cuando las otras alternativas fallan.