Accidente cerebro vascular (ACV) 2ª parte

TRATAMIENTO FISIOTERAPEUTICO (Fase Aguda)

En la primera parte del artículo hemos explicado de forma breve que es lo que pasa cuando una persona sufre un accidente cerebro vascular. Hemos mencionado que los síntomas que más afectan al paciente son las alteraciones de tono muscular.  Vamos a ver qué papel juega el fisioterapeuta en las distintas etapas del tratamiento.

Durante la etapa más temprana, el paciente tiene una hipotonía evidente, es decir, los músculos no le responden o le responden de forma muy laboriosa. En esta fase, el trabajo diario del fisioterapeuta se divide en dos partes fundamentalmente:

a)       Trabajo de mantenimiento del miembro

b)      Trabajo de normalización del tono muscular

Cuando un paciente no se puede mover, especialmente si pasa largos ratos encamado o sentado, empieza una degeneración progresiva de su estado físico.  Empieza una atrofia muscular, las articulaciones empiezan a perder movilidad y también hay un estancamiento del sistema sanguíneo.  Para combatir estos tres cambios, el fisioterapeuta se dedica a realizar lo que llamamos “movimientos pasivos”, es decir, que se movilizan de forma pasiva (para el paciente) todas las articulaciones del miembro afectado en todas las direcciones.  Ya que el paciente no puede mover sus articulaciones, el fisioterapeuta las mueve por él.  Estos movimientos pasivos además también ayudan a normalizar la circulación y así evitar hinchazones de los miembros afectados.

Una vez que pasado el shock cerebral, se empieza una recuperación de las neuronas dañadas.  Lamentablemente, este proceso de regeneración natural es bastante mediocre; en fin, no somos una máquina perfecta.  Las técnicas que utilizan los fisioterapeutas neurológicos están basadas en el Concepto Bobath.

El Concepto Bobath consiste en una serie de técnicas muy especializadas que conectan el movimiento normal, la sensación y la visión.  La técnica consiste en ayudar al paciente conseguir un patrón normal de movimiento, ayudarle a sentir el movimiento y visualizar el movimiento.  La técnica se debe hacer con un orden, una palpación y una estimulación de la piel muy especifica que no entraremos aquí a explicar.  Lo que conseguimos con múltiples repeticiones de estas técnicas es ayudar a que el cerebro regenere de la mejor forma posible las neuronas dañadas y que una vez producidas, esas neuronas puedan dar las “ordenes” de la forma correcta.

Es imposible explicar el Concepto Bobath en un párrafo.  La intención de este post es explicar que la rehabilitación con tratamiento fisioterapéutico en esta fase de la lesión cerebral es vital si queremos hacer uso del miembro o de los miembros afectados en un futuro.  Volver a andar después de un accidente vascular cerebral es posible solo con un buen tratamiento de fisioterapia.

En la tercera y última parte de este articulo, abordaremos el rol del fisioterapeuta en la fase post-aguda de la lesión cerebral y las responsabilidades del paciente y de sus cuidadores.