Trabajo de la coordinación y el equilibrio después de un ictus

¿Tienes problemas de coordinación y para mantener el equilibrio? Si has sufrido un ictus es normal que tengas estos síntomas. Seguramente te sentirás frustrado y hasta deprimido porque estos problemas son muy molestos y ocasionan múltiples inconvenientes.

Pero debes aprender a ser fuerte y a afrontarlos con valentía. Tu actitud para combatirlos es esencial. Cuentas con la ayuda de tus fisioterapeutas, médicos y familiares y amigos, pero, por mucha ayuda y apoyo que ellos te brinden eres tú el que, con tu voluntad y tesón, puede lograr la mejoría que buscas.

Después de haber sufrido un ictus y de haberlo superado las secuelas de problemas de coordinación y de equilibrio pueden parecer menores. Y hasta cierto punto debes verlos así. Ya has pasado muchas cosas y esto podríamos decir que son unas secuelas soportables. Sin embargo, tampoco hay que ser hipócrita y hay que reconocer que la falta de coordinación y los problemas de equilibrio pueden dificultar nuestro día a día.

Trabajo diario y tutelado

Para ir solucionando los problemas derivados de la falta de coordinación y de equilibrio existen diferentes programas de rehabilitación.

En muchos de ellos se incluyen ejercicios repetitivos como:

  • Equilibrio sobre manos y rodillas. Estira una mano y la pierna opuesta hacia atrás. mantén esta posición unos segundos tratando de mantener el equilibrio. Después repite el ejercicio pero cambiando de mano y pierna. Haz varias series con estos movimientos. Al principio ten cerca una lugar donde sujetarse si sientes que te caes.
  • Saltos. De pie da un salto y trata de mantenerte fijo en el suelo. Gira 90 grados y salta de nuevo manteniendo la nueva posición. Sigue girando aumentado el grado.
  • Pisa obstáculos. Ponte de pie frente a un balón grande y blando y písalo con fuerza tratando de mantener la posición de pie lo más recto posible.
  • Salvar obstáculos. Pon una serie de obstáculos en una línea y camina por ese camino salvándolos y tratando de moverte a una velocidad aceptable.