¿Tendinitis o bursitis?

Dos de las lesiones que más frecuentemente encontramos en nuestra actividad diaria son las tendinitis y las bursitis.  La mayor preocupación con relación a estas dos lesiones es que aunque se trata de dos cosas completamente diferentes, la sintomatología es muy parecida y los pacientes no suelen entender muy bien la diferencia.  Por eso, una vez dicho que cuando algo acaba en “itis” significa inflamación, el siguiente paso es explicar la diferencia entre un tendón y una bursa.

Un tendón (muy parecido a una cuerda) es una estructura que conecta un músculo al hueso.  Salvo en algunas excepciones, la mayoría de nuestros músculos están conectados a los huesos a través de un tejido llamado tendón.  El síntoma más habitual de una tendinitis es el dolor relacionado con la activación del músculo al que pertenece el tendón.

Una bolsa sinovial o bursa se define como una bolsa pequeña que protege y amortigua los huesos y otras partes del cuerpo como los músculos, tendones o piel.  A la inflamación de una bursa se le llama bursitis.  El  síntoma más habitual de una bursitis es un hinchazón y dolor especialmente activado con la palpación de la bursa inflamada, aunque en casos más importantes, es posible que haya dolor incluso en reposo.  Las bursas más frecuentemente afectados son las que tenemos en el hombros, codos, caderas y tobillos.

Vemos entonces que realmente hay mucha relación entre un tendón y una bursa ya que en muchos casos, los dos tejidos están prácticamente en contacto.  Cuando uno de los dos tejidos se inflama por cualquier irritación que le causamos, esa inflamación no se queda en el tendón o en la bursa.  Una inflamación no tiene fronteras.  Es mejor entonces hablar de una zona inflamada en vez de sencillamente una estructura.

Lo que realmente interesa al fisioterapeuta en su valoración es  identificar que tejido es responsable de la inflamación inicial ya que el tratamiento cambia, y más importante aún, llegar a saber que actividad ha producido esa inflamación.

El dolor no siempre desaparece solo.  Está claro que si tenemos una lesión del tipo inflamatorio y no paramos la actividad que está produciendo la lesión, va  a ser muy difícil eliminar la lesión.

A continuación os dejo algunos artículos para ampliar la información.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/esp_imagepages/8741.htm

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/esp_imagepages/19071.htm

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/esp_imagepages/9830.htm