¿Qué es un incentivador respiratorio? ¿son todos iguales?

Ahora que llega el frío del invierno, aparecen o se agravan problemas respiratorios, es muy habitual que se recomiende el uso  de incentivadores respiratorios, o inspirómetros. Son esos aparatos de plástico que muchas veces nos entregan en los hospitales,  esos que tienen 3 o 4 bolitas que al inspirar suben y bajan, seguro que los ha visto o utilizado en alguna ocasión.

Inspirómetro incentivado sencillo

¿No se marea al utilizarlo? esto es debido a que usados de forma incorrecta producen  hiperventilación, se ha demostrado que su utilización produce una hipocapnia severa, es decir un descenso importante del Dióxido de carbono en sangre lo que provoca que el aporte de oxígeno al cerebro sea menor y por ello podamos marearnos.

Con este tipo de incentivador no se controlan ni volúmenes, ni flujos, simplemente se aconseja al paciente que inspire para subir las bolitas lo que provoca que la gente intente siempre llegar a su máxima inspiración y provoca que se  hiperventile con el riesgo que conlleva.

Existe en el mercado otro incentivador, también muy barato, que es el incentivador volumétrico. Este  nos permite medir la capacidad vital inspiratoria que es la cantidad máxima de aire que podemos coger después de una espiración máxima. Una vez que sabemos el volumen de aire máximo que podemos inspirar podemos pautar ejercicios inspiratorios sin llegar a este valor puesto que con este incentivador controlamos en todo momento el volumen de aire que inspiramos.

Incentivador volumétrico
Incentivador volumétrico

Por ejemplo; podemos trabajar al 20-25% de la capacidad vital inspiratoria realizando respiraciones diafragmáticas y una de cada 12-15 respiraciones realizamos un suspiro fisiológico (inspirar al 75-90%) de esta manera nunca entramos en alcalosis respiratoria, por tanto no hiperventilamos.

Este es un ejemplo de ejercicio pero no es recomendable si tiene una enfermedad neuromuscular o le acaban de operar de tórax o abdomen, consulte con su fisioterapeuta para que le haga un tratamiento personalizado con el incentivador si lo necesita y/o otras técnicas de fisioterapia respiratoria. El uso de los incentivadores con niños se debe realizar solo cuando tengan una edad suficiente para controlar sus flujos respiratorios y utilizando el inspirómetro cómo un juego de forma que les motive a utilizarlo diariamente.

En la sección sobre fisioterapia respiratoria de nuestro blog puede descubrir otras técnicas y tratamientos que podemos realizar los fisioterapeutas a domicilio. Trasladando nuestra clínica de fisioterapia a la comodidad de su hogar.

Si tiene cualquier duda estamos a su disposición para resolverla y si quiere que nos desplacemos a su domicilio para enseñarle a utilizar y pautar los ejercicios con el incentivador, solo tiene que llamarnos para fijar su cita.