Los riesgos de las caídas en la nieve

Como todos los años con la llegada de la navidad o algunos días antes, suele llegar la época de las nevadas,y aunque en las ciudades solemos tener poca costumbre, podemos encontrarnos en un paraje nevado, bien por curiosidad, casualidad, turismo o afición por los deportes de invierno.

 

La nieve nos proporciona fotografías y recuerdos muy divertidos y dignos de conservar para la posteridad, pero también tiene un componente peligroso que también puede dejarnos alguna secuela o recuerdo no tan agradable también para el futuro.

 

Siempre hay que tomar las medidas de prevención de caídas y no tenerle miedo a la nieve, pero sí respeto y actuar con lógica. La nevada,deja unos parajes blancos, de manta continua blanca, en este momento el mayor peligro es pisar algún elemento oculto por la nieve, como escalones, pequeñas zanjas, bolardos y demás objetos del mobiliario urbano, pudiendo ocasionar lesiones como pequeñas torceduras, luxaciones o fracturas en los miembros inferiores por atrapamientos o bloqueos y/o lesiones similares al frenar la caída con los miembros superiores. 

 

Si se pretende hacer alguna actividad lúdica o deportiva, siempre debe hacerse con material adecuado y no improvisado, deslizarse por una ladera en una bolsa de plástico puede parecer divertido, pero la nieve blanda siempre puede esconder obstáculos duros que junto con la velocidad adquirida puede provocar lesiones bastante serias, es importante recordar el accidente de Michael Schumacher, donde un deportista de élite con amplia experiencia en el esquí , por una imprudencia terminó con graves secuelas de las que aún no conocemos el nivel de afectación, aunque sí parece bastante serio..

 

A medida que la nieve se empieza a endurecer y compactar comienza a surgir el mayor problema de estos acontecimientos, el hielo. La combinación de la nieve compacta más el frío intenso produce placas de hielo bien a nivel superficial o escondidas bajo una pequeña capa de nieve.

 

El hielo el riesgo más peligroso y complicado, por los resbalones y caídas que origina, la falta de calzado adecuado origina una ligera capa de agua bajo la suela que puede provocar resbalones con caídas importantes, ocasionando en mayor medida fracturas de muñeca (fractura de Colles o Smith), luxaciones de hombro o incluso traumatismos en cabeza y tronco de diversa consideración si se impacta con algún elemento duro.

 

En entornos o circunstancias no habituales es conveniente no improvisar, ni recurrir a trucos caseros sacados de redes sociales o algún video viral, ya que las consecuencias pueden ser más importantes que el teórico beneficio que puede conseguirse.

Si durante estos días has sufrido una caída y no estás seguro de la gravedad, ponte en contacto con nosotros para que podamos darte una primera valoración.

Así nos ha tocado trabajar a nosotros estos días para liberar los coches del equipo