Kinesiotape para dolores menstruales

Estamos tan acostumbradas a esas molestias menstruales que a veces se nos olvida o, simplemente, recurrimos a los ya famosos anti-inflamatorios para acabar con ellas que ni siquiera pensamos que quizá existan otros remedios no farmacológicos y muy fáciles de usar.

Sencillamente estoy hablando de KINESIOTAPE, aprovechando, de esta manera, toda la información que nos ofreció Paula Vega en su anterior artículo sobre el mismo.

Pueden llegar a pensar que es algo que no es accesible para cualquier tipo de usuario y de esta manera se podrán encontrar con la misma sorpresa que me llevé yo el otro día caminando por un gran almacén y encontrarlo allí.

El KINESIOTAPE es un remedio no farmacológico y muy efectivo para esos dolores  menstruales.

Aquí me gustaría enseñar en este caso, dedicado a las mujeres, a cómo colocarlo para acabar de una vez por todas con esos dolores menstruales a veces tan molestos y que pueden, incluso, imposibilitar las actividades de la vida cotidiana.

La aplicación del vendaje es muy cómoda, resistente al agua, permite una transpiración de la piel a través de él y se puede utilizar durante varios días seguidos,de uno a tres. Las únicas pautas que debemos tener en cuenta es que el vendaje neuromuscular  debe provocar una sensación agradable e indiferente y, evitar la exposición al sol en esta zona de forma continuada mientras lo tenga puesto. En el momento en el que esta sensación se convierta en incómoda, se debe quitar de manera pausada y suave evitando, en cualquier caso, el tirón.

Gracias a sus efectos fisiológicos, podemos controlar el dolor y la respuesta inflamatoria. Además el vendaje tiene una elasticidad de 130%, comparable a la elasticidad de la piel; esta propiedad hace que podamos transmitir información desde la piel al sistema neurovegetativo, que es el que controla el funcionamiento y la vascularización del útero.

Realmente el dolor menstrual de la dismenorrea primaria es provocada por la congestión vascular y por la contracción de la musculatura del útero y es aquí donde el vendaje neuromuscular ejerce sus efectos. Debemos aplicar el vendaje en cuanto aparezcan los primeros síntomas menstruales (generalmente 1 o 2 días antes de la regla). Y generalmente el dolor menstrual suele desaparecer en menos de una hora.

Unido a estos dolores, podrían existir otros síntomas como: dolor de cabeza, vómitos, náuseas, dolores abdominales… que frecuentemente también desaparecen con la aplicación del kinesiotape.

Una vez explicadas las ventajas y los efectos sobre la sintomatología de la menstruación  comencemos con la explicación de cómo usarlo.

1. Corta una tira de unos 15 cm aproximadamente para la zona posterior (redondea los picos). Doblamos la tira por la mitad, cortamos el papel y lo despegamos dejando el centro libre.

2. Para aplicarlo, flexionamos un poco el tronco hacia delante (así tenemos la zona estirada).

Podremos aplicarlo de dos formas distintas en función de si notamos o no mejoría con la aplicación del vendaje.

a. Traccionamos del vendaje un 50% – 75% (ese centro que dejamos libre de papel), colocándolo en L5 – Sacro (final de la espalda) y después sin tensión el resto del vendaje.

Y si no existiera mejoría…

b. Lo podríamos colocar sin tensión en el centro en L5 – Sacro (final de la espalda) y después aplicar tensión de 50% – 75% en los laterales.

Con este vendaje queremos influir en el útero de manera posterior.

Yo suelo colocar esta tira únicamente salvo que me encuentre a  una persona con dolores muy intensos en la zona del vientre y así influiríamos en el útero de manera anterior.

1. Medimos para cortar la tira de pie, desde el ombligo y borde superior del vello púbico.

2. Nos estiramos extendiendo la columna vertebral un poco hacia atrás, inspiramos (cogiendo aire e inflando la tripa). Con una tensión de 25% del vendaje lo colocamos en el centro de la línea anteriormente descrita y los extremos sin tensión (no tapar el ombligo)

3. La segunda tira, se coloca en el medio perpendicular a la primera, con la misma tensión del 25% en el centro. Para estirar la zona inspiramos (cogiendo aire e inflando la tripa) aplicamos el centro y los extremos sin tensión

Bueno, con esta pequeña explicación espero poder ayudaros a muchas de vosotras en esos días, a veces tan incapacitantes, en los que puede cambiarnos hasta nuestro ya “famoso humor”.

No dudéis en poneros en contacto con nosotros si necesitáis más información y si queréis probarlo estaríamos encantados  de explicaros cómo se aplica y dónde poder encontrar el KINESIOTAPE en vuestra siguiente cita con el fisioterapeuta a domicilio.