El método Bobath en los tratamientos con niños

En el trabajo con niños con lesiones neurológicas centrales es habitual emplear el método Bobath. Este método, llamado así por sus creadores o impulsores Karel y Berta Bobath se caracteriza por ser un método de trabajo orientado a atender las necesidades de personas que tienen trastornos de la función, del movimiento y el control postural.

Su objetivo es lograr la máxima optimación de las funciones gracias al control de la postura y de los movimientos selectivos. Para conseguir esto una de las primeras cosas que se hacen es observar cada caso de manera exhaustiva y a partir de ahí planificar la actuación de rehabilitación.

Se puede decir que el método Bobath trata de seguir o más bien conseguir que se haga el movimiento normal.  ¿qué es el movimiento normal? Pues realizar cualquier de hacer cualquier movimiento de la manera más económica, es decir empleando la mínima energía posible. Coordinada, haciéndola en un espacio y tiempo determinado; adaptado a las necesidades del momento y del ambiente y orientado a una función, es decir a un objetivo u meta concreta.

Para conseguir que los niños con lesiones neurológicas realicen distintos movimientos de manera natural, el método Bobath ayuda a tener una musculatura y capacidad de movimiento y articulación buena. El método de trabajo es sencillo, cada ejercicio es para el niño casi como una parte de un juego. Aprender poco a poco las movilizaciones, participan de manera activa en los masajes y ejercicios y los afrontan y esperan con ganas porque les reportan satisfacción y mejora.

El trabajo con esta metodología fisioterapéutica consigue entre otras cosas:

  • Mejorar y aumenta la longitud del paso
  • Poder girar sobre sí mismo apoyado sobre los dos pies
  • Realizar paseos o caminar durante más tiempo
  • Caminar apoyando por completo el pie en el suelo
  • Hacer transferencias con mayor faciliad
  • Abandonar la silla de ruedas
  • Mantener el estado general y no empeorar