Como aplicar hielo local

Hoy os presentamos un pequeño truco muy sencillo para aplicar hielo de forma local. Muchas veces los fisioterapeutas recomendamos la utilización de frío o calor en determinadas lesiones (en este artículo Raul Ferrer nos cuenta como actuar en un primer momento ante una lesión).

Una de las formas más habituales de aplicar el frío son las bolsas reutilizables de frío – calor, es muy cómodo porque las podemos tener en el congelador y aplicarlas (nunca directamente sobre la piel) durante 10 o 15 minutos según la prescripción del fisioterapeuta.

Otra forma de aplicar frío es sumergiendo la zona lesionada en agua fría (incluso con hielo), aunque esto dependiendo de la zona a tratar es un poco engorroso.

El truco que os queremos enseñar hoy es muy sencillo y consiste en llenar de agua hasta la mitad un vaso de plástico y meterlo en el congelador. Una vez congelado podremos utilizar la parte inferior del vaso para aplicar el frío de forma muy localizada y podemos incluso utilizarlo para extender alguna crema anti-inflamatoria.

¿qué utilizáis habitualmente para aplicar el hielo? ¿os parece útil esta nueva forma?, si tienes cualquier duda no dudes en preguntarnos.