4 motivos para no dormir boca abajo

Uno de los problemas que nos encontramos habitualmente en nuestra práctica diaria es el de los dolores cervicales y uno de los motivos que los pacientes señalan como la causa es el haber dormido mal.

Una vez comenzamos a realizar la historia de fisioterapia y averiguamos acerca de los hábitos de sueño descubrimos que la mayor parte de los pacientes con estos problemas duermen boca abajo, hoy os quiero mostrar varias razones para intentar cambiar este mal hábito.

1 – al dormir boca abajo tenemos que girar la cabeza para poder respirar por lo que realizamos un gesto de contracción en un lado del cuello y sobre-estiramiento en el otro.

2- en esta postura forzamos la zona lumbar provocando una extensión forzada.

3- normalmente tenemos que realizar una rotación asimétrica en las caderas.

4- la presión de nuestro cuerpo en la caja torácica dificulta la respiración y nos obliga a un sobreesfuerzo de la musculatura inspiratoria.

Vistos todos los motivos anteriores queda claro que dormir boca abajo no debería ser una opción y aunque cambiar un hábito puede ser muy costoso merece la pena intentarlo para evitar lesiones cervicales y lumbares.

En este enlace podréis encontrar una tabla con actividades de la vida diaria y una representación gráfica de las mejores formas para dormir, de la mano del colegio de fisioterapeutas de Madrid y del servicio madrileño de salud.

En este artículo os hemos contado porque no debemos dormir boca abajo y en este otro artículo os damos algunos consejos y trucos para lograr dormir en la postura adecuada.