Fisioterapia en el suelo pélvico para hombres

En otras ocasiones os hemos hablado sobre la importancia de la fisioterapia del suelo pélvico en mujeres, pero el suelo pélvico, aunque es aún menos conocido, también se puede tratar y rehabilitar en los hombres.

 

 

¿Qué patologías son susceptibles de ser tratadas con fisioterapia uroginecológica?

  • Incontinencia urinaria o fecal (gases o heces)

Incontinencia de esfuerzo: son pérdidas de orina involuntarias que se producen por un esfuerzo abdominal como toser, estornudar, reír o coger peso.

Incontinencia tras cirugía, generalmente tras intervenciones en la próstata o el colon.

  • Prostatitis: es la inflamación de la próstata, que puede darse por una infección o por alteraciones neuromusculares.
  • Síndrome de la vejiga hiperactiva: se caracteriza por la necesidad urgente de orinar, que puede ir acompañada de incontinencia, además de una mayor frecuencia miccional durante el día y la necesidad de levantarse por la noche en numerosas ocasiones.
  • Estreñimiento
  • Disfunciones sexuales: dificultad para conseguir o mantener la erección.
  • Hipotonía abdominal o diastasis de los rectos
  • Lesiones medulares o atrapamientos nerviosos, como el atrapamiento del nervio pudendo
  • Tras una cirugía abdominal (aparato digestivo, urinario o reproductor): tratamiento de la cicatriz, de las complicaciones (adherencias, disminución del tono muscular…)

 

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA FISIOTERAPIA A PACIENTES CON ESTAS PATOLOGÍAS?

¿CUALES SON LOS MÉTODOS QUE SE EMPLEAN?

 

El tratamiento fisioterápico ayudará a controlar y disminuir la sintomatología, como el dolor o la incontinencia, y en definitiva a mejorar la calidad de vida del paciente.

 

Las técnicas de fisioterapia que se pueden emplear son múltiples. El fisioterapeuta especializado valorará en cada paciente, según su patología concreta y los objetivos marcados, cuales son las más adecuadas en su tratamiento. Entre ellas podemos destacar:

  • La terapia manual: masoterapia, inducción miofascial, movilizaciones articulares, etc
  • Técnicas invasivas como la punción seca.
  • Ejercicio terapéutico, ejercicios específicos para el suelo pélvico, hipopresivos, …
  • Fisioterapia respiratoria
  • Electroterapia con aparatología de electroestimulación y biofeedback

 

La fisioterapia en el suelo pélvico masculino debe emplearse como un método de tratamiento en pacientes con patología. Sin embargo, no hay que olvidarse de la parte preventiva, ya que teniendo un tono adecuado de toda la musculatura del periné  y abdominal podemos evitar incontinencias o disfunciones sexuales.