¿Qué es la infoxicación en la red? ¿Cómo conseguir información de salud fiable?

Hace algunos años, conseguir información relevante de cualquier tipo, solo era posible a través de los libros o bien por medio de profesionales especializados en un sector o alguna publicación de ámbito más o menos popular.

 

A día de hoy la situación es completamente distinta, el bombardeo de información a través de internet es constante, bien sea a través de redes sociales, youtube, blogs, y algunos foros y podcast, inundan de contenido nuestras vidas.

 

otro elemento a tener en cuenta son los diferentes algoritmos que usan los buscadores y las redes sociales para mostrarnos aquello que nosotros queremos ver, este hecho es muy fácilmente observable en redes sociales como Instagram o Tiktok o en Youtube, que una vez “aprenda” cuales son nuestros gustos y orientaciones empezaran a sugerirnos y mostrarnos perfiles y contenidos afines a nuestro gusto.

 

En el ámbito de las ciencias de la salud esto puede resultar un tanto problemático, ya que es un nicho ideal para vendedores de pseudoterapias, timadores, estafadores y otras malas hierbas.

 

Si en cualquier buscador introducimos cualquier sintomatología que podemos padecer, probablemente los primeros resultados que aparezcan sean patologías con mal pronóstico o con nombres que no den mucha esperanza por lo que un dolor de cabeza con mareos de origen cervical se transforma en un tumor cerebral inoperable y con pronóstico de muerte en 3 meses.

 

Es por ello que hay que contrastar siempre la información y acudir a profesionales sanitarios cualificados, bien sean médicos, enfermeras, fisioterapeutas, nutricionistas, etc… aunque por desgracia sus cuentas no suelen estar entre las más influyentes.

 

Hay que vigilar con mucha precaución, los consejos en las publicaciones de muchos artistas, deportistas e influencers, ya que la gran mayoría de sus “recomendaciones” llevan un fuerte componente económico detrás y no siempre nos encontramos con actitudes muy éticas por parte del  anunciador por lo que se debe prestar siempre mucha atención a cualquier tipo de efecto milagro anunciado en este tipo de perfiles y siempre solicitar información contrastada antes de embarcarse en algún tipo de emprendimiento que pueda poner en peligro la cartera, o lo que es peor, la salud.

 

El peligro que hay es que cualquiera puede difundir lo que le plazca, amparados en la libertad de expresión que recoge nuestra carta magna y sin necesidad de conocimientos y utilizando tácticas de marketing y aprovechando la moda de algún producto o técnica, puede utilizarse con cualquier fin y sin ningun tipo d titulacion ni de cribado, amparándose única y exclusivamente en el beneficio económico.

 

EL exceso de información disponible actualmente puede llevar a crear falsas esperanzas en cuanto al proceso de recuperación de una lesión o patología, ya sea por tiempo de recuperación o en el desarrollo de dicho proceso, ya que muchos quieren cierta implicación por parte del paciente y en ocasiones algún sacrificio y hay quien no está dispuesto y busca una vía más fácil que en según que casos puede llegar a ser contraproducente.

 

Otro efecto que provocan las redes sociales el l proceso de asociación que como en las asociaciones de pacientes ayudan a empoderar a los mismos con su patología pero este fenómeno puede pervertirse y llegar a convertirse en fundamentalismo en casos extremos como el negacionismo contra las vacunas u otros procesos médicos o farmacológicos de contrastada evidencia achacando conspiraciones y complots por parte de ciertos emporios con fines inciertos.

 

Dentro de la psicología existe el sesgo de la autoconfirmación, que con ayuda de los algoritmos de las diferentes redes y bases de contenido, terminará por reafirmar nuestra postura, cargandonos de razones que ayudan nuestro argumentario cuando en muchas ocasiones lo ideal es tratar de auto refutar nuestro planteamiento y si la información de la que disponemos tiene una base sólida será complicado echarla por tierra.

 

Desde el ámbito de las ciencias de la salud siempre se debe optar por un enfoque más crítico con las terapias por el bien de la población susceptible de caer en la influencia por la admiración hacia una faceta de un personaje que no tiene nada que ver con la salud.

 

Desde fisiohogar contamos con un buen número de profesionales y colaboradores que pueden ayudarte de manera presencial o telemática en la búsqueda de información o fuentes contrastadas para evitar las malas prácticas o simplemente si se quiere conocer la evidencia científica o clínica de cierto proceso con mayor o menor repercusión en las redes sociales o por haber sido mencionado en algún programa de televisión con una audiencia numerosa. 

 

El avance tecnológico que hemos conseguido en el último cuarto de siglo ha sido exponencial en comparativa al resto de elementos en nuestra vida diaria y no tiene intenciones de estancarse, es por ello que se debe hacer un uso eficiente y adecuado de todas sus ventajas, intentando evitar en la medida de lo posible caer el las fáciles tentaciones que pueden llegar por muy distintas vías y aunque sea repetitivo, no dude en consultar a su fisioterapeuta o profesional sanitario de cabecera cualquier duda con respecto a cualquier cosa relacionada con su salud.