Las lesiones más habituales tras sufrir un accidente de tráfico

Lamentablemente son muchas las personas que, a lo largo de su vida, sufren un accidente de tráfico. En algunos casos ese acaba con sus vidas y en otros el resultado del mismo es una lesión, de mayor o menor consideración, que requerirá ponerse en manos de fisioterapeutas especializados, como los que dan forma a Fisiohogar. Y es que sólo con su ayuda conseguirán dejar atrás cuanto antes ese daño y poder recuperar su autonomía por completo.

Muchas y variadas son las lesiones que pueden tener lugar a consecuencia de un citado accidente en carretera. No obstante, a continuación, te vamos a dar a conocer cuáles son las más habituales:

Lesiones articulares

Accidente de tráfico
Accidente de tráfico

Sin lugar a dudas, los médicos y expertos en la mencionada disciplina sanitaria citada anteriormente coinciden en subrayar que estas lesiones son de las más frecuentes que tienen lugar como consecuencia de haber sufrido un percance mientras se viajaba en coche. Los movimientos bruscos y repentinos que puedan realizarse como consecuencia del choque o incluso por la propia colisión en sí son los que propician que las articulaciones sufran un golpe directo y surja así el pertinente daño.

No obstante, no podemos olvidar que, en otras ocasiones, estas lesiones que nos ocupan suelen aparecer posteriormente, como consecuencia de otros daños que se han sufrido en el accidente.

Sea como sea, lo más habitual es que las personas que han sido víctimas del choque tengan que hacerle frente a luxaciones en el hombro, esguinces en muñecas o tobillos, o lo que se conoce como latigazo cervical. Este, como su propio nombre indica, se trata de un daño que sufre la zona cervical a raíz del golpe que ha sufrido el vehículo en cuestión y que puede ser más o menos grave atendiendo a factores como la velocidad a la que circulaba el automóvil, la contundencia del impacto…

Lesiones musculares

Lesión muscular por un accidente de tráfico
Lesión muscular por un accidente de tráfico

De la misma manera, en Fisiohogar tenemos también claro, porque así lo vemos al tratar con nuestros pacientes, que otras de las lesiones más frecuentes que surgen como consecuencia de un accidente vial son las de tipo muscular. Estas, como es de imaginar, serán más o menos graves según las circunstancias que rodeen al choque como son la velocidad a la que ha tenido lugar, la posición que tenían los viajeros, los vehículos que se han visto implicados…

A su vez, dentro de este grupo de lesiones, hay que determinar que hay algunas que son más habituales que otras. En concreto, entre las más comunes se hallan las siguientes:

Contusión muscular, que no tiene apenas gravedad, que se va a curar de manera rápida y que no requerirá que el afectado tenga que someterse ni a duros tratamientos ni siquiera a tener que pasar por el quirófano. Eso sí, quedarán patentes por los hematomas que les nacerán a los afectados en la zona del cuerpo donde se han hecho daño y también por la inflamación que pueden experimentar.

Rotura muscular, que viene a ser lo que es una rotura de las fibras del músculo en cuestión, que genera un dolor repentino y contundente. Por regla general, será suficiente con llevar a cabo reposo. No obstante, es cierto que, en algunas ocasiones, se puede demandar ponerse en manos de expertos en fisioterapia para evitar que el músculo dañado pueda lesionarse con facilidad.

Distensión muscular. Esta resulta muy dolorosa ya que lo que se produce es un desgarro del músculo como consecuencia de un estiramiento del mismo más allá de lo que viene siendo habitual.

Lesiones tendinosas

Lesión tendinosa, habitual consecuencia de los accidentes viales
Lesión tendinosa, habitual consecuencia de los accidentes viales

Continuamos con las lesiones más frecuentes que sufren las personas que han sido víctimas de un accidente de tráfico y entre esas se encuentran también las que reciben el nombre de tendinosas. Como es de imaginar, son las que se identifican por afectar a los tendones, que son los tejidos blandos encargados de poner en “relación” los huesos con los músculos.

Por regla general, esas tienen lugar cuando el tendón en cuestión es objeto de una fuerza extrema que le genera un daño considerable.

Es cierto que este tipo de lesiones suelen ser de las menos peligrosas y graves, pero eso no quita para que haya personas que, por lo complejo del accidente en sí o por las circunstancias graves que han rodeado al mismo, acaben teniendo que ponerse en manos de expertos como los de Fisiohogar para lograr recuperarse por completo.

Eso sí, siempre requerirán estos daños no sólo paciencia sino también reposo y confiar en profesionales de la fisioterapia que sepan adecuadamente qué tipo de ejercicios son los más adecuados para poder atajar esa situación que está menoscabando la salud y la autonomía.

Lesiones óseas

Fractura ósea por accidente de tráfico
Fractura ósea por accidente de tráfico

En este listado de lesiones que se sufren como consecuencia de un accidente de tráfico no podían faltar las que afectan de manera directa, clara y contundente a los huesos, pues son de lo más frecuentes. Hay que tener en cuenta que nuestro sistema óseo es firme y resistente pero también frágil a golpes y choques de gran impacto y dureza como los que tienen lugar en la carretera.

Por eso, es muy habitual que quienes han sido víctimas de esa situación tengan que hacerle frente como consecuencia de la misma a la fractura del brazo o de la pierna, por ejemplo. En ese caso, después de realizarles las pertinentes radiografías y de proceder a inmovilizar la extremidad afectada, habrá que guardar reposo.

No obstante, una vez que se sigan las pautas que al respecto indique el médico, posiblemente se les determine que también tendrán que ponerse después en manos de fisioterapeutas. Y es que estos, una vez que conozcan realmente el estado de sus pacientes, procederán a establecer las sesiones de ejercicios que les permitirán recuperar por completo la movilidad y el estado anterior de los huesos.

A grandes rasgos, estas podemos decir que son las lesiones más habituales que a todos los niveles se producen como consecuencia de un accidente de tráfico. No obstante, por supuesto, no hay que olvidar que también hay otros daños relevantes para la salud que requerirán tanto la pertinente atención médica como la de los profesionales de la fisioterapia, según la gravedad de los mismos.

En este sentido, podemos destacar que nos estamos refiriendo a lesiones óseas que aparentemente no sean perceptibles, a lesiones medulares, a traumatismos craneoencefálicos o fisuras. Todas estas situaciones requerirán el pertinente tratamiento y seguimiento en pro de conseguir que el afectado pueda superarlas sin problemas y logre no tener que soportar consecuencias adversas más complejas que pongan en serio peligro lo que es su calidad de vida.

Por eso, para que después de un accidente en carretera se consiga superar cuanto antes las distintas secuelas físicas sufridas hay que confiar en los sanitarios, ya sean los médicos que establezcan un diagnóstico y el tratamiento como los fisioterapeutas que tendrán la responsabilidad de determinar la mejor rehabilitación. Y entre esos últimos se encuentran todos y cada uno de los integrantes de la plantilla de Fisiohogar, una empresa con sólida reputación, experiencia y con las mayores garantías de profesionalidad y eficacia.

Fisioterapia tras accidentes de tráfico

informacion

Contacte ahora con nosotros y, sin compromiso alguno para usted, le explicaremos todo lo que podemos hacer para la rehabilitación en casos de traumatismos ocasionados por accidentes de tráfico.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

¿En qué podemos ayudarle? (requerido)

Para poder enviar el formulario acepte el aviso legal y la política de privacidad y protección de datos: (marque esta casilla)

opiniones por weeComments

1-llamar

2-desplazamiento

3-evaluamos

4-fisioterapia

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies