¿qué es la diástasis abdominal?

Se llama diástasis a la separación del recto del abdomen del lado derecho e izquierdo, por la línea alba.

Se trata de un proceso muy común entre embarazadas, hasta dos tercios de las mujeres en estado de embarazo lo sufren. Menos común es también en bebes, pero se corrige de forma natural, y también en hombres, fruto de dietas con muchos altibajos y obesidad. Aumenta la propensión de tener diástasis si no es el primer embarazo.

Cuando el recto del abdomen se mueve hacia los lados por la presión que pueda estar ejerciendo el bebe y la placenta en la cavidad abdominal, es posible que el contenido orgánico se vea proyectado hacia delante, puesto que hay menos tejido que lo sostenga y aparezca como un abultamiento irregular.

Esta situación puede dar lugar a dolor lumbar, puesto que el peso se aleja más del centro de gravedad del cuerpo, y requiere más esfuerzo en la espalda. También puede ser origen de problemas digestivos como estreñimiento, y urinarios que afecten la continencia. Puede ser origen de problemas para moverse con normalidad y dificultad para respirar. Es raro, pero en ciertos casos extremos puede incluso dar lugar a herniaciones abdominales.

Comúnmente, esta separación se solventa después de dar a luz, pero hay casos en los que mujeres, mantienen esta separación hasta un año después del parto.

A evitar

  1. Trata de no levantar grandes pesos, incluso después del parto, siendo cauta con movimientos como levantarse.
  2. Evitar los ejercicios dañinos. Algunos gestos cotidianos del fitness como sentadillas, abdominales, flexiones, planchas etc. Pueden provocar o aumentar la diastasis. Prueba con ejercicio aeróbico suave hasta que el tejido conectivo esté asentado y sea buen momento para comenzar.

La clave está en reentrenar todo el abdomen de forma conjunta, con ejercicios y técnicas que lo fortalezcan a la vez que lo mantienen unido, evitando estresar el tejido que se haya separado.

Lo que ha mostrado se más efectivo es el entrenamiento desde antes del embarazo, o cuando la tripa no está sometida a tanta presión. Un buen entrenamiento del CORE y del transverso del abdomen, previene problemas durante el embarazo.

Si has sufrido diastasis y las complicaciones que a veces conlleva, no dudes en preguntar a tu fisioterapeuta, cuándo es el mejor momento para normalizar tu abdomen y los límites a seguir.