¿Qué es y por qué se produce la fascitis plantar? ¿Qué tratamiento de fisioterpia se puede hacer?

¿Qué es la fascia plantar?

 La fascia plantar es una estructura fibrosa que se origina en una tuberosidad del calcáneo (hueso del talón) y se dirige hacia la parte anterior del pie insertándose en los dedos. La fascia plantar se encarga de mantener el arco plantar del pie y de contener los músculos protegiendo los vasos de compresiones excesivas. La fascia se extiende y se contrae en cada paso que damos.

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es la inflamación del tejido conjuntivo que sostiene la planta del pie, es decir, la fascia. Suele producirse por microtraumatismos producidos por sobrecargas o fatigas. En el 90% de los casos se resuelve mediante un tratamiento fisioterápico.

 

¿Cuales son las causas de la fascitis plantar?:

  1. Uso de calzado inapropiado para la actividad que se va a desarrollar.
  2. Lesiones que producen cambios en la forma de pisar y acaban desarrollando una fascitis plantar o posiciones forzadas del pie como con el uso de tacones.
  3. Enfermedades inmunológicas como el Lupus eritematoso sistémico o enfermedades metabólicas como la gota.
  4. Encontrarse de pie durante periodos muy largos o deambulación prolongada.
  5. Anomalías de los pies como pies planos, cavos, o la aparición del espolón del calcáneo que puede irritar la fascia y corre riesgo de fractura.
  6. Otras causas como la edad, la obesidad, sobrecargas, esfuerzos repentinos y prolongados, falta de estiramiento o estiramientos no realizados correctamente.

 

Abordaje fisioterápico de la fascitis plantar:

  • Los objetivos principales para el tratamiento de esta lesión van a ser:

  1. Lo primero, aliviar y disminuir el dolor que produce esta lesión ya que puede llegar a ser muy desagradable.
  2. Fortalecer la musculatura implicada y corregir las posibles alteraciones del apoyo en el suelo durante la marcha.
  3. Ganar flexibilidad en la musculatura y realizar una prevención para evitar que la lesión vuelva a aparecer de nuevo.
  • Es importante comenzar el tratamiento lo antes posible ya que la lesión tendrá mejor evolución. Además, vamos a combinar el tratamiento fisioterápico con el tratamiento farmacológico.

Se debe guardar un reposo relativo y revisar el calzado que estamos usando, ya que debemos descartar cualquier tipo de calzado que no sea adecuado. Evitaremos el calzado plano y andar con los pies descalzos.

  • El vendaje funcional es de gran utilidad y eficacia en esta lesión ya que evitará la inflamación por impactos repetidos y disminuirá la tensión de la fascia relajándola.
  • Mediante las técnicas de masaje, tanto de la fascia como de la musculatura implicada mejoraremos los síntomas y aceleraremos el proceso de curación.
  • Podemos utilizar la electroterapia como por ejemplo el TENS para aliviar el dolor en la zona o los ultrasonidos para reducir el dolor y la inflamación.
  • También podemos aplicar vendaje neuromuscular o kinesiotape que reducirá el dolor y mejorará la función de la fascia.
  • Podemos ayudar con otro tipo de terapia como puede ser ondas de choque, radiofrecuencia o tratamiento con férulas (nocturnas o dinámicas).

Como consejos para realizar en casa;

  • Podemos aplicar frio y a la vez masaje mediante el uso de una botella de agua congelada. Colocamos la botella en el suelo y con la planta del pie sobre ella la vamos rodando para conseguir estos dos efectos.
  • Además, debemos realizar estiramientos principalmente de los gemelos, el soleo y la fascia plantar, pero también los isquiotibiales y los glúteos. Para ello nos podemos ayudar de una cinta elástica o una toalla.

BIBLIOGRAFIA

REVISIÓN BIBLIOGRAFICA DE LA FASCITIS PLANTAR [Internet]. eFisioterapia. 2018 [cited 20 October 2018]. Available from: https://www.efisioterapia.net/articulos/revision-bibliografica-fascitis-plantar