Fisioterapia en el costalero

La Semana Santa es una de las fiestas más importantes de Andalucía, y concretamente en Sevilla junto a la Feria de Abril, son las fiestas más populares.

Y como no? La Fisioterapia otra vez protagonista, especialmente en los Costaleros, ya que todo el cuerpo es el que sufre muchísima carga y posturas inadecuadas durante la estación de penitencia de los costaleros.

No solo es importante tratar a un costalero en los días posteriores de haber sacado a un paso, sino prepararlo en los días anteriores para que vaya en las mejores condiciones posibles.

Para ello es importante que un costalero vaya regularmente a los ensayos, tener un buen entrenamiento físico, y trabajar elementos como la fuerza, la resistencia y coordinación para soportar tantos kilos de peso.

Por otra parte, existen varios elementos que pueden ser de ayuda para sobrellevar mejor la carga del costalero.  Y Son:

  1. Faja ortopédica: Mejor que el fajín, ya que aporta mayor sujeción.
  2. Calzado cerrado, con buena amortiguación, evitando en todo caso esparteñas o zapatos de lona.
  3. La morcilla, cuya composición debe ser de dureza intermedia, para evitar que la madera caiga directamente en la cruz que forman los hombros y la nuca, es decir, sobre la séptima vértebra cervical.
  4. Ropa cómoda: Interesante ropa de abrigo mientras no se está debajo del paso, para evitar que el cuerpo se enfríe (junto a músculos y articulaciones.
  5. Pantalón elástico, que permita bien el descanso mientras no se trabaja.
  6. Protecciones para rodillas: Dependiendo de la salida.

    Preparando la levantá

El momento crítico del Costalero: LA LEVANTÁ.

Es el periodo en el que el paso es levantado de forma coordinada. Se deben de tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Concentrarse en efectuarla con una postura correcta.
  2. Traccionar de la cabeza hacia el techo.
  3. Meter la barbilla hacia dentro.
  4. Respiración abdominal: Al tomar el aire por la nariz, extender el abdomen; al expulsarlo por la boca, contraer el abdomen
  5. Articulaciones del codo y la muñeca no deben estar totalmente flexionadas.
  6. Columna lumbar recta con abdomen contraído (meter riñones).
  7. Buen ajuste de la faja lumbar.
  8. Apoyar el peso por igual sobre la planta del pie

Lesiones

Las lesiones más frecuentes suelen ocurrir en la columna vertebral y en los miembros inferiores.

Entre el 50 y 60% de las lesiones suelen producirse por falta de calentamiento previo, por lo que muchas de ellas podrían prevenirse.

  • En la zona cervical y lumbar: el dolor de cuello, las lesiones de partes blandas como elongaciones musculares, roturas musculares o esguinces y protusiones o hernias discales. Muy frecuentemente se produce una abrasión en la zona de C7 y también una inflamación de su bolsa sinovial (típico “morrillo”)
  • En los miembros inferiores: roturas musculares, sobre todo en el cuádriceps y en los gemelos, por el posicionamiento adoptado debajo del paso y por el movimiento de vaivén típico. El apoyo incorrecto del pie puede dar lugar a la afectación de la fascia plantar, las contracturas especialmente en gemelos y la aparición de ampollas y erosiones en la zona de mayor carga del pie

 

La finalidad de la fisioterapia es prevenir la salud del costalero creando un programa preventivo y curativo multidisciplinar  con el propósito de evitar las lesiones propias de éste, tales como sobrecargas musculares, contracturas, etc..

Si esta semana santa tienes previsto salir en alguna procesión no olvides cuidarte y si nos necesitas no dudes en llamarnos.