Fisioterapia en fractura de cadera

La fractura de cadera es sin duda la más común en nuestros mayores, siendo aún más frecuente en mujeres. Las causas de las fracturas son múltiples ya que hay muchos factores que ponen en riesgo de caída a las personas mayores como son las alteraciones de la visión, la pérdida de equilibrio o la disminución de la fuerza muscular.

Normalmente la articulación se desgasta y se fractura y por eso la persona mayor se cae aunque muchas veces se piensa que ocurre al contrario.

Los avances de las nuevas prótesis y un tratamiento de fisioterapia desde el primer momento, hacen que los resultados sean excelentes y sin secuelas.

RECUPERACIÓN DE FRACTURA DE CADERA (CONSEJOS Y FISIOTERAPIA)

Tras la operación de cadera, trabajaremos la rehabilitación desde el primer día, pero será importante seguir estas recomendaciones durante las primeras 6 semanas para que la cirugía resulte exitosa:

  1. No flexionar la cadera más de 90º (la rodilla no puede estar más arriba que la cadera en la posición de sentado), en la taza del baño deberá poner un asiento más alto.
  2. No cruzar las piernas
  3. No realizar rotación interna de cadera (meter la punta del pie hacia dentro)
  4. Cuidado al levantarse de la silla: Estiraremos primero la pierna pierna operada y nos ayudaremos con los brazos y la pierna sana.
  5. Cuidado al levantarse de la cama, lo realizaremos igual que al levantarnos de la silla.
  6. En la cama dormiremos boca arriba al menos las seis primeras semanas.
  7. Cuidado al ponerse los calcetines y los zapatos, usaremos calzador con mango largo.
  8. Cuidado con los giros bruscos de la pierna.

TRABAJO EN SESIONES DE FISIOTERAPIA

  1. Carga temprana, podrá empezar a apoyar a las 24 horas de la operación (salvo que el cirujano indique lo contrario), con la ayuda de un andador o dos muletas.
  2. Empezaremos con ejercicios de flexión de tobillo, rodilla y cadera en descarga, para mejorar la movilidad de las articulaciones y musculatura, además de bajar la inflamación y disminuir el dolor.
  3. Reeducación de la marcha, trabajar la musculatura estabilizadora de la cadera.
  4. Tonificación muscular de toda la musculatura de los miembros inferiores.
  5. Revisaremos también la zona lumbar y si es preciso realizaremos tratamiento de fisioterapia en la zona lumbar y resto de la columna si es necesario.
  6. Caminar: Iremos aumentando progresivamente las distancias y retirando las ayudas ortopédicas.
  7. Trabajo de movilización de ambas caderas, estiramiento de los grupos musculares implicados en el movimiento de la cadera, principalmente, del músculo psoas, glúteos, piramidal, cuadrado lumbar, cuádriceps e isquiotibiales, al igual que los gemelos