Fisioterapia para el dolor de espalda

Es muy común que nos lleguen casos en el que el paciente nos comunica “ me duele toda la espalda, el cuello, las lumbares, todo”, esta dolencia generalizada no suele venir de un día para el otro, yo siempre digo que el dolor es un aprendizaje, al cual hay que hacerle caso, nos avisa de que algo está ocurriendo.

Por eso la gran mayoría de pacientes acuden a un fisioterapeuta cuando no pueden más y el dolor ya ni con ningún medicamento o inyección se elimina y eso es porque el cuerpo no puede compensar más (el cuerpo tiene una serie de mecanismos compensadores para eliminar el dolor, aunque eso no quiere decir que el problema no esté).

Las técnicas de fisioterapia preventiva incluyen el ejercicio terapéutico y el masaje.

Un ejemplo comparativo, sería cuando aparecen humedades en una pared, el uso del medicamento o inyección, sería esa mano de pintura para tapar las humedades, pero llega un momento que la habitación se mina de humedades porque no se ha puesto solución al problema, pues ahí estaría la Fisioterapia, que sería la solución al problema. ¿Y ahora qué? Se tardaría más tiempo en que esa habitación ya que las humedades serían mayores, pues lo mismo ocurriría con nuestro cuerpo, con nuestra espalda…

Por eso es importante acudir antes a un Fisioterapeuta, y si no hay que tener un poco de paciencia y habrá que realizar varias sesiones para encontrar mejoría.

CAUSAS DEL DOLOR DE ESPALDA

Las causas son muy variadas, antes de enumerarlas, hay una regla que no falla “Donde está no está sino es de origen traumático” esto quiere decir, que si no ha habido un golpe, una caída, un mal gesto deportivo o un movimiento anómalo, la causa de esa dolencia no está en el sitio en el que duele y habrá que buscar el origen del mismo para que desaparezca o se alivie. Por eso la Fisioterapia va más allá y no siempre es “Sota, caballo y rey”, la Fisioterapia es tan diversa y tan profunda y de tanto estudio, que buscar esa causa que origina un dolor, es complejo, por eso se hace tan importante un buen diagnóstico, para que el tratamiento sea el adecuado.

Las causas puedes ser múltiples:

  • Malas Posturas.
  • Atrapamientos nerviosos
  • Sensibilización central
  • Neuropatías
  • Movimientos repetitivos.
  • Accidentes.

Tratamientos

Así como las causas son múltiples los tratamientos también lo son y hay que adaptarlos a cada persona en función de sus circunstancias. 

  • Terapia Miofascial.
  • Vendaje Neuromuscular.
  • Terapia manual/osteopatía
  • Estiramientos.
  • Ejercicio terapéutico.
  • Terapia en el diafragma.
  • Electroterapia.

Por tanto concluimos que es muy importante escuchar al dolor y ponerle solución cuanto antes, que la mejor solución es la Fisioterapia.

La salud no es cuestión de juego, por lo que hasta lo que parece un “sencillo dolor de espalda” puede esconder algo que va más allá de solo una molestia de esta zona, así que no dudes en acudir a un fisioterapeuta. Desde Fisiohogar te hacemos esta solución más fácil acudiendo a tu casa o a tu puesto de trabajo, elige fisioterapia a domicilio para tener el mejor tratamiento en la comodidad de tu hogar o empresa. Pide información sin compromiso para ver si llegamos hasta tu localidad o utiliza nuestro buscador de códigos postales para comprobarlo.