¿Por qué elegir la fisioterapia a domicilio?

¿Por qué elegir la fisioterapia a domicilio?

A la hora de empezar a escribir este blog, en el que esperamos aportar siempre información útil a todos nuestros pacientes, el equipo de fisioterapeutas en Sevilla, queremos contarte porqué nos hemos animado a llevar los servicios de fisioterapia al domicilio de los pacientes.

¿Quién se beneficia de nuestros servicios?

Estamos acostumbrados a ver en las calles muchas clínicas de fisioterapia a las que acudir a recibir tratamiento. Pero… ¿qué ocurre con las personas de movilidad reducida? ¿Y con las personas mayores que dependen de sus vecinos o familiares para ser acompañados?, también hay muchas personas que tienen un horario difícil o que simplemente disponen de muy poco tiempo o que no tienen ganas de salir porque hace un día lluvioso o demasiado caluroso, además de imprevistos que pueden ocurrir como que se ha estropeado el coche y se hace difícil acudir al fisioterapeuta.

¿Qué mejor idea de quedarse en casa y disfrutar de sesiones de fisioterapia?

Las ventajas de Fisioterapia a Domicilio son las siguientes:

  1. Trato individualizado: al estar en el entorno del paciente, éste se siente atendido de forma más personal, no quiere decir que en clínica no hay un trato personalizado pero en el domicilio del paciente hay un trato más cercano y cómodo para el paciente.
  2. Adhesión al tratamiento: gracias a este tipo de servicios, es más fácil que el paciente cumpla con las pautas a seguir indicadas por el fisioterapeuta, con lo cual repercute de forma positiva en el resultado de la terapia.
  3. Conocimiento de su ámbito social: al conocer su entorno, el fisioterapeuta obtiene mayor información de su situación, de sus problemas del día a día, de sus dificultades de sus Actividades de la Vida Diaria. Por lo tanto el plan de tratamiento es más amplio.

    Fisioterapia a domicilio en Sevilla con el #Fisiomobil
  4. Como en casa en Ningún Sitio: esta frase tan común la podemos extrapolar también al mundo de la fisioterapia y tiene cabida para todos los públicos, sin embargo para las personas mayores tiene un valor añadido. Ya que el mobiliario en una clínica no está muchas veces adaptado a todos, es lo que ocurre con las dimensiones de la camilla que no permite realizar muchos ejercicios o aquellas camillas son fijas y no se pueden adaptar a la altura del paciente, o que simplemente el hecho de colocar a un paciente con alteraciones neurológicas en una camilla es complicado por su situación física y cognitiva. La fisioterapia a domicilio permite adaptarse las necesidades del paciente. Si se necesita camilla la llevamos. Que no se puede, nos adaptamos en su dormitorio, en el salón, o en el jardín si hace un día estupendo y todo ello sin crear ningún tipo de estrés al paciente ni a su entorno.
  5. Implicación familiar: esto ocurre más en pacientes con enfermedades crónicas o con tratamientos de media/larga duración: cuando el fisioterapeuta llega por primera vez a casa de un paciente, suele estar en el domicilio familiar un hijo/a, cuñada o nieto/a… además del marido o mujer del paciente, etc,  por regla general suele haber más de una persona para enterarse bien de las dificultades y tratamientos del paciente e incluso de implicarse en los consejos del fisio.

Anímate a probar la fisioterapia a domicilio

Por tanto, no hay excusas para no ser tratados por un fisioterapeuta, la fisioterapia viaja hacia donde te encuentres, en el horario y en el lugar que prefieras. Contacta con nosotros y pide tu cita para que puedas ver lo cómodo que resulta.