Pilates, ¿la nueva terapia?

Este método de entrenamiento fue creado por Joseph Hubertus Pilates en 1929 para “curar” las lesiones de los bailarines de Nueva York y se conocía como un entrenamiento muy estricto o de tipo militar.

 

 

No fue hasta 1995, cuando los medios empezaron a hablar del Pilates como una alternativa para mejorar la salud del cuerpo y la mente. Al mismo tiempo, la comunidad médica estadounidense comenzó a interesarse por el método como una gran propuesta para sus pacientes.

 

En España, ha sido en la última década cuando hemos comenzado a preocuparnos por nuestra salud, junto con el “boom” del deporte que vivimos actualmente.

Será gracias a todos estos factores junto con el apoyo del sector sanitario lo que hace del método Pilates una de las terapias más utilizadas en el siglo XXI.

 

¿En qué se basa?

Los tres principios que rigen el Pilates son: la salud del cuerpo entero, el compromiso del cuerpo entero y la respiración. Además, principios como el desarrollo muscular equilibrado, la concentración, el control, la centralización, la precisión y el ritmo, van a complementar esa fórmula que vamos a necesitar para ser dueños de nuestro movimiento.

¿Qué beneficios tiene?

  • Coordinación, fuerza y movilidad
  • Movimiento eficaz y fluido
  • Postura adecuada
  • Rejuvenecimiento mental y espiritual
  • Conocimiento de sí mismo
  • Restauración del movimiento animal natural
  • Integración de la mente, el cuerpo y el espíritu
  • Sensación de bienestar
  • Mejora de la calidad de vida

 

¿Por qué debo escoger Pilates?

Según Joseph Hubertus Pilates, creador del método Pilates, «en 10 sesiones notarás la diferencia y en 30, te cambiará el cuerpo».

En primer lugar, se trata de una actividad dirigida y programada por un profesional que adaptará cada sesión a las necesidades de cada alumno. En este sentido, será conveniente comenzar en un grupo reducido para que el profesor pueda corregir los movimientos de manera más específica.

 

Según vayan pasando las sesiones, se aumentará la intensidad progresivamente gracias a la gran cantidad de ejercicios y variantes con las que jugamos en pilates.

Además, es una actividad apta para todo tipo de personas que te enseñará a controlar, conocer y ser consciente del movimiento de tu propio cuerpo. De esta manera, podrás mejorar tu postura durante el día, en el trabajo o incluso en tus momentos de ocio, ya que en las sesiones se hará hincapié en corregir esos vicios que tenemos y que tanto acomodan a nuestro cuerpo.

Gracias a todos estos factores, estaremos previniendo todo tipo de patologías (musculares, articulares, cardiovasculares, reumáticas…).

Finalmente, os recomendamos 100% que os pongáis en contacto con vuestro fisioterapeuta de confianza y comencéis a mejorar vuestra calidad de vida.