Tratamiento del dolor muscular a domicilio

La atención a domicilio puede ser la solución a los dolores musculares que se mantienen de forma persistente. Con este tipo de dolencia se corre el peligro de habituarse, de aprender a tolerarlo y no hacer nada para solucionarlo. Con todo esto lo que se consigue es que los dolores musculares sean más y más fuertes, e incluso se corre el peligro de que se vuelvan crónicos y ahí el tratamiento en mucho más complejo.

El tratamiento del dolor muscular en tu casa, te permitirá recibir, en la comodidad y tranquilidad de tu hogar, masajes descontracturantes que, poco a poco, vayan devolviendo a los músculos la forma y tensión adecuada.

Pero ¿qué es lo que provoca estos dolores musculares? Las causas pueden ser muchas, pero en muchos casos se producen (y sobre todo en personas jóvenes) debido al exceso de sedentarismo o a las malas posiciones que adoptamos al trabajar o estudiar por ejemplo sentados frente al ordenador. A estas causas también hay que añadir realizar prácticas deportivas sin estar lo suficientemente preparado o excederse, por ejemplo corriendo o haciendo algún tipo de flexión o ejercicio.

Cualquiera que sea el origen, la cuestión es que se ha generado una tensión muscular que provoca dolor. El tratamiento más recomendable en estos casos pasa por los masajes. La acción manual de los masajes de un fisioterapeuta es la mejor forma de deshacer las contracturas. A veces se requieren varias sesiones para hacer desaparecer las tensiones.

En ocasiones también se combinan los masajes manuales con máquinas, aplicando calor localizado, frío o corrientes. Por último, también se suele incluir en los tratamientos ejercicios para fortalecer los músculos dañados y los de alrededor. A todo esto se suman toda una serie de recomendaciones para adoptar posturas correctas y evitar la aparición de nuevas contracturas.