Dolor de hombro – Posibles causas y tratamientos

El dolor de hombro es una de las causas más frecuentes de consulta en fisioterapia. El dolor puede estar producido por múltiples causas pero una de las más comunes suele ser la tendinitis del manguito de rotadores y es la que vamos a abordar en el siguiente artículo.

Manguito de los rotadores

El manguito de los rotadores es un conjunto de músculos que participan en la articulación del hombro y se llaman así porque tienen la función de rotar el mismo. El supraespinoso, infraespinoso y el redondo menor se encargan de la rotación externa y el subescapular de la rotación interna (entre otras funciones cada uno de ellos). En su conjunto, podemos decir que su función es la de dotar de estabilidad al hombro, sujetarlo y dotar de una movilidad adecuada a la articulación escapulo-humeral.

Causas del dolor

 El dolor puede aparecer por múltiples motivos, ya sea por un mal funcionamiento biomecánico en el movimiento del hombro, un golpe o un movimiento repetitivo, entre otros. En la mayoría de casos, el músculo más afectado suele ser el supraespinoso, ya que por su disposición anatómica es el más sensible a una posible inflamación. El dolor acostumbra a ser muy agudo al principio y tiene tendencia a prolongarse en el tiempo una vez aparece la inflamación. En muchas ocasiones el dolor viene acompañado de incapacidad funcional, ya sea por limitación de cierto movimiento o por incapacidad de cargar cierto peso, impidiendo así un desarrollo normal de las actividades de la vida diaria o del trabajo.

Tratamiento

 El tratamiento inicial siempre es antiálgico, el objetivo principal es reducir el dolor del paciente. Esto se suele realizar mediante masaje profundo, aplicación de hielo y diversas movilizaciones del hombro. Este primer abordaje nos puede servir para tratar los síntomas por los cuales el paciente acude a nosotros pero es importante que indaguemos sobre la raíz del problema para conseguir revertirlo y poder evitar posibles recaídas. Como hemos explicado anteriormente, el manguito de los rotadores se encarga de la estabilidad y del correcto movimiento del hombro, es decir, hay que dotar al hombro de una correcta biomecánica. Para ello es vital la colaboración del paciente, realizando diferentes ejercicios y estiramientos durante su vida diaria.