Te ayudamos a recuperarte de una operación

Una operación, por sencilla que sea, siempre te hará necesitar un periodo de recuperación. Es cierto que puedes afrontar esta etapa tú solo con los consejos e indicaciones que te faciliten tus médicos y acudiendo a las revisiones oportunas. Pero, si cuentas con la ayuda y atención de expertos en fisioterapia, podrás acelerar el tiempo de rehabilitación de manera notable.

Obviamente, el periodo y el proceso de recuperación de una operación depende en gran medida del tipo de intervención que se realiza y del problema por el cual se ha tenido que recurrir a una intervención. Además, hay otra serie de factores como la edad, el estado general de salud y algo que a veces no tenemos demasiado en cuenta, pero que es fundamental, nuestra actitud.

Teniendo en cuenta todas estas consideraciones, debes valorar muy en serio pedir ayuda de profesionales de la fisioterapia para recuperarte de una operación.

Esta ayuda, en muchos casos, en recomendable que se realice a domicilio. Como es lógico el paciente se encuentra más débil, flojo y también con algo de miedo después de lo que ha pasado. Y salir a la calle para recibir un tratamiento se hace cuesta arriba y a veces es realmente complicado. Por eso, la atención fisioterapéutica en casa puede resultar mucho más beneficiosa.

Ayuda a medida

Como cada caso es único, tu fisioterapeuta programará una sesiones de atención terapéutica a medida de tus necesidades. Esta ayuda puede consistir en:

  •  Asesoramiento. Cuando llegamos a nuestro hogar después de haber sido operados nuestras capacidades están mermadas y podemos tener dificultades de movilidad y falta de fuerza. Por tanto, tu fisioterapeuta observará tu entorno y te recomendará cambios y te dará todoa una serie de consejos para que te muevas por casa con seguridad.
  • Masajes y ejercicios. A través de una serie de masajes, ejercicios y movilizaciones tu fisioterapeuta te ayudará a dejar atrás las secuelas de la operación y a recobrar el buen estado físico.
  • Plan de mantenimiento. Una vez que ya te sientas recuperado pasarás a otra fase que tampoco hay que descuidar, es mantenerse. Para lograrlo tu fisioterapeuta te dará una recomendaciones y consejos para continuar con tu progreso.