Rehabilitación de patologías derivadas de dolencias musculoesqueléticas

Si sufres problemas musculoesqueléticos, la rehabilitación fisioterapéutica puede ser tu solución.

Las dolencias musculoesqueléticas son uno de los problemas más comunes por los que se acude al fisioterapeuta. Estos dolores están localizados en músculos, articulaciones, huesos, tendones y ligamentos que, más que sufrir un accidente, se han ido deteriorando de manera paulatina, a veces por malas posturas o por realizar esfuerzos excesivos.

Muchos de estos problemas musculoesqueléticos surgen en el entorno laboral. Pasamos demasiadas horas sentados frente a una pantalla de ordenador, nos sentamos mal, manipulamos objetos de manera inadecuada o, por el contrario, pasamos demasiado tiempo de pie cargando nuestros músculos. El resultado es que aparecen los dolores, las contracturas, las tensiones y calambres. Molestias que, aunque nos dejan seguir realizando nuestras actividades cotidianas, nos causan importantes inconvenientes y que, en algunos casos, si no se tratan pueden llegar a ocasionar problemas más serios.

Para paliar las dolencias musculoesqueléticos a tiempo te proponemos un tratamiento de rehabiltación fisioterapéutica a medida. En Fisiohogar Bilbao después de valorar todas las características de tu caso te propondremos un plan de trabajo que suele combinar masajes, ejercicios y también recomendaciones para prevenir malas posturas o cargas y excesos musculares.

  • Con los masajes se puede tratar de hacer disminuir los dolores a la vez que se relajan los músculos y ligamentos cuidando su elasticidad y buena colocación.
  • Mediante un amplio número de ejercicios y estiramientos fisioterapéuticos se busca deshacer posibles nudos, recuperar la longitud de músculos o ligamentos que pueden haber sufrido un acortamiento, a la vez que se fortalecen músculos, tendones o ligamentos. La constancia y repetición de los ejercicios es fundamental para conseguir los objetivos marcados y trabajar toda la zona afectada para que no haya recaídas.
  • Otra parte de un programa de rehabilitación es la parte de consejos o recomendaciones que te hará tu fisioterapeuta. Lo que se pretende con estas indicaciones es evitar que vuelva el problema musculoesquelético. Evitarlo es a veces tan sencillo como aprender qué postura debemos adoptar frente al ordenador, cuántas pausas debemos realizar, qué ejercicios o estiramientos nos pueden ayudar o cómo debemos agacharnos y coger peso.

La fisioterapia para problemas cervicales

Los dolores en la zona de las cervicales son muy comunes en distintos grupos de población. Las consecuencias más habituales son dolores de cabeza, tensión en la zona del cuello y espalda, así como vértigos y mareos. Todos estos síntomas resultan muy molestos y es mejor atajarlos cuanto antes para que no se acaben convirtiendo en algo crónico o en un problema más grave.

tratamientoespalda

La solución pasa en la mayoría de los casos por un tratamiento de fisioterapia adecuado. Si has detectado que sufres estos problemas cervicales y quieres olvidarte de los problemas que te están causando acude a nuestros especialistas. En Fisiohogar Bilbao tenemos un equipo de fisioterapeutas colegiados que podrán ayudarte con tus problemas cervicales.

Una vez que te hayan examinado y estudiado tu historial podrán decidir qué tipo de tratamiento puede resultar más efectivo para tu caso. En la mayoría de los casos suele resultar beneficioso la realización de masajes de tipo descontracturante y relajante combinado con sesiones de estiramientos y ejercicios.

Entre los ejercicios que suelen resultar positivos para tratar los dolores cervicales encontramos:

  • La postura que adoptamos para realizar los ejercicios es muy importante. Debemos tratar de estar lo más relajados posible y la posición de loto (sentados como Buda) es la mejor, ya que nos permite tener el cuello estirado y relajar toda la zona.
  • Inclinación lateral. Uno de los ejercicios es sentado con la espalda recta y el cuello estirado, entonces realizar una inclinación de la cabeza hacia la derecha, aguantar unos segundos en esa posición y volver al centro para después inclinar la cabeza hacia la izquierda.
  • Con la espalda recta y el cuello estirado inclinar la cabeza adelante, volver al centro y después inclinar hacia atrás.
  • Con la espalda recta y el cuello bien estirado hacer giros completos de la cabeza. Hacerlos despacio y si se siente que se empieza a marear parar y agarrarse a algo o alguien.

La fisioterapia para problemas de espalda

Los problemas localizados en la espalda son los responsables de múltiples molestias, dolores y pérdida o disminución de capacidades. En muchos casos, nuestro cuerpo empieza a darnos señales de pequeños dolores o pinchazos, ignorarlos (que suele ser lo más habitual) no es lo mejor, ya que muchas veces derivan en problemas más severos.

Para tratar de poner remedio a los distintos problemas de espalda lo más aconsejable es acudir al médico y al fisioterapeuta. En Fisiohogar Bilbao contamos con fisioterapeutas colegiados y con amplia experiencia en este ámbito que conocen y manejan las distintas técnicas y tratamientos especializados en la espalda. Con una simple llamada de teléfono puedes concertar una cita con nuestro fisioterapeuta. Él acudirá a tu casa y después de valorar tu aso te explicará cuáles son los pasos a seguir.

masajeespalda

En la mayoría de los casos suele resultar positivo la realización de masajes y unas tablas de ejercicios.

  • Los masajes para problemas de espalda suelen ir destinados a deshacer los nudos y contracturas de las distintas partes de la espalda. Los masajes manuales dados por un profesional consiguen eliminar las tensiones, relajando las articulaciones, los tendones y los músculos. A la vez consiguen recolocar los elementos de la espalda que pueden estar contraídos o descolocados.
  • Con los ejercicios y movilizaciones se trata de reforzar las zonas que donde se han localizado las lesiones. Es normal que por distintos problemas haya menos masa muscular y que la fuerza y elasticidad sea menor. Para recuperar la zona y fortalecerla para que no vuelvan a presentarse estos problemas suelen resultar positivos ejercicios como:
    • Sentado en una silla con la espalda recta inclinarse completamente hacia adelante, relajando la espalda y con los brazos caídos y libres tocando casi los tobillos. Permanecer unos segundos y después elevarse, poner la espalda recta y con los brazos flexionados llevar los codos lo más atrás posible de la espalda. Aguantar unos segundos y repetir todo el ejercicio varias veces.
    • En el suelo sobre una colchoneta colocarse a cuatro patas y elevar una pierna tratando de estirarla lo máximo posible, aguantar unos segundos y hacer lo mismo con la otra pierna. Repetir todo varias veces.

La fisioterapia para problemas de piernas

Los tratamientos de fisioterapia para problemas de piernas consiguen mejoras muy importantes en problemas de piernas cansadas, de circulación o en la rehabilitación de una operación o lesión.

El trabajo continuado y supervisado a través de distintos métodos y técnicas de fisioterapia puede conseguir que los problemas desaparezcan o que se consiga una importante mejoría. Una de las formas de resolver los problemas de piernas cansadas es a través de la realización de ejercicios y movilizaciones, algunas de ellas asistidas por un fisioterapeuta.

  • Tumbado en una camilla y con la ayuda del terapeuta doblar la rodilla y el fisioterapeuta irá doblando la pierna hasta tratar de tocar el pecho con la rodilla, a la vez podrá ir incorporando giros en la zona de la cadera.
  • Tumbado en una camilla boca arriba y la espalda recta flexionar las piernas y colocar un tobillo sobre la rodilla contraria, aguantar unos segundos y hacer lo mismo con la otra pierna.
  • De pie agarrado al respaldo de una silla levantar la pierna estirada hacia el lateral y después hacia atrás.
  • Tumbado con la espalda recta y las piernas estiradas pasar una cinta alrededor de la planta del pie y con la ayuda de las manos ir levantado la pierna hasta lo más arriba que se pueda y así aguantar unos segundos.