Prótesis de rodilla, aspectos a tener en cuenta para una buena rehabilitación

La prótesis de rodilla es una intervención quirúrgica que consiste en reemplazar la articulación de la rodilla ya sea de forma parcial o total. Es una cirugía que suele realizarse generalmente en pacientes mayores de 60 años aunque puede haber casos de pacientes más jóvenes.

Causas.

Su médico puede recomendarle la cirugía de reemplazo de rodilla cuando el dolor de la misma no le permite dormir adecuadamente, le impide realizar las actividades de la vida diaria y no mejora con ningún otro tratamiento. En los casos más graves el dolor puede que no le permita caminar de forma adecuada.

Diferencias entre cirugía parcial o total.

La elección del tipo de prótesis es responsabilidad de su médico, a grandes rasgos se escogerá la opción de prótesis parcial en los casos menos graves, donde aún se conserve buena movilidad y no exista una gran deformidad a nivel de la rodilla. La elección de la prótesis total queda destinada para aquellos casos más graves, habitualmente en casos de dolor intenso a causa de la artritis.

La recuperación de la intervención también varía significativamente dependiendo del tipo de prótesis; La prótesis parcial tiene un pronóstico de recuperación más rápido, tanto en la post-cirugía como en la rehabilitación de fisioterapia mientras que la prótesis total requiere de un periodo de rehabilitación más largo, pudiendo durar desde unos meses hasta el año de duración.

Preparación a la cirugía.

Sea cual sea la cirugía a realizar, una buena preparación pre-cirugía nos puede ayudar a mejorar nuestra rehabilitación posterior. Durante el proceso quirúrgico se produce una pérdida de masa muscular en la extremidad inferior que luego hay que recuperar para una correcta recuperación. Por ello, si fortalecemos la musculatura antes de la intervención, minimizamos la pérdida de masa muscular y la rehabilitación posterior será mejor y más rápida.

Una vez haya terminado la cirugía es recomendable iniciar la rehabilitación acompañado de un fisioterapeuta lo antes posible, incluso desde el primer día después de la cirugía.

Nuestro equipo de fisioterapeutas en Bilbao le ayudará en este proceso de inmediata desde la comodidad de su hogar.