Pautas de rehabilitación después de la colocación de una prótesis de cadera

Las operaciones para la colocación de una prótesis de cadera son muy comunes y, en la mayoría de los casos, los resultados son muy satisfactorios. Para que esto sea así la rehabilitación fisioterapéutica es fundamental.

Dentro del proceso de recuperación después de la colocación de una prótesis de cadera hay una serie de pautas que pueden ayudarte a acelerar tu vuelta a la normalidad. Aunque el fisioterapeuta te las explicará de manera detallada, te comentamos algunas de las más comunes:

  • Acondicionar tu casa. La vuelta a casa es siempre un motivo de alegría, pero en este caso también supone examinar cuál es el entorno en el que te mueves y detectar los puntos que pueden ocasionarte dificultades o riesgos. Hablamos de acondicionar tu casa y adaptarla a tus capacidades de movilidad. Para ello es importante eliminar alfombras, cables por el suelo, evitar escalones, tener una cama alta, un elevador de la taza del wáter. Pequeños cambios que sin embargo facilitarán y harán más segura tu estancia en casa.
  • Masajes. Después de la operación la acción de los masajes en la zona de la cicatriz y en toda la zona de la cadera y de la pierna te ayudará a la curación de la herida, a la buena circulación sanguínea y a eliminar hematomas. A la vez que se contribuye a la relajación y elasticidad de la zona.
  • Movilizaciones diarias. Aunque al principio pueda darnos miedo movernos, no hay que cogerle miedo. Hay que moverse desde el principio y realizar estiramientos y movilizaciones que contribuirán a aumentar nuestro nivel de autonomía.
  • Ejercicios de fortalecimiento y elasticidad. Tu fisioterapeuta te indicará una serie de ejercicios que deberás practicar a diario para ir recuperando la fuerza y elasticidad de la zona donde se ha colocado la prótesis. La constancia en la práctica de estos ejercicios te permitirá mejorar los tiempos de recuperación.

Cuidado de la pierna y de la cadera sana. Cuando nos ponen una prótesis de cadera tendemos a centrarnos solo en la cadera operada, pero también hay que cuidar la sana. Esta soportará durante una temporada más peso y fuerza y es importante realizar ejercicios que potencien la fuerza y flexibilidad de la zona.