¿Necesitas rehabilitación después de un implante de cadera? Vamos a tu casa

¿Te han operado hace poco de la cadera y te han puesto una prótesis?

Si es así, sabes que la rehabilitación puede resultar de gran ayuda para recuperarte de la operación, para adaptarte a la prótesis y volver a tu actividad habitual.

Sin embargo, tener que acudir a una clínica para recibir el tratamiento puede resultar incómodo y a veces realmente complicado porque las dificultades de movilidad. Para que esto no sea un impedimento que te deje sin rehabilitación, en Fisiohogar somos nosotros los que acudimos a tu casa.

¿Y se puede hacer rehabilitación en casa?

Nuestros fisioterapeutas se desplazan a tu hogar con todo el material necesario para realizar las sesiones, camilla, vendajes, balones, cremas… Todo lo que se precisa para llevar a cabo una atención fisioterapéutica profesional, con rigor y profesionalidad.

A la ventaja de no tener que desplazarte para recibir tu tratamiento de fisioterapia se añade la ventaja de que, al acudir a tu domicilio, el fisioterapeuta observará cómo es el entorno en el que mueves. Podrá detectar factores de riesgo como alfombras, cables por el suelo, camas demasiado bajas, etcétera y te dará recomendaciones para que tu casa sea más segura y tus desplazamientos y la realización de actividades sean más fáciles.

A todo esto hay que añadirle que al estar en tu propia casa, te sentirás más tranquilo, más cómodo y esta relajación se traducirá en una mayor concentración para realizar los ejercicios y en una actitud más positiva, que es fundamental para afrontar y superar la rehabilitación.

En cuanto a los ejercicios que se realizan en la sesiones, estarán siempre en función de cada persona. Los fisioterapeutas observarán tu caso, indagarán sobre tu salud, causas de la operación y determinarán cómo debe ser tu rehabilitación. En la mayoría de los casos serán ejercicios y movilizaciones sencillas que irán trabajando la fuerza, flexibilidad y capacidad de movilidad de toda la zona alrededor de la cadera.