La fisioterapia como prevención de bajas laborales

Los tratamientos de fisioterapia son una herramienta de gran ayuda a la hora de prevenir y reducir el número de bajas laborales. En toda empresa el objetivo es contar con profesionales capacitados que desempeñen sus funciones y que contribuyan al crecimiento y desarrollo de la empresa. Pero para conseguir esto es fundamental la participación de los empleados. Sin embargo, por diferentes motivos se producen bajas laborales que interfieren en el ritmo y productividad de la empresa.

Las bajas laborales pueden estar motivadas por muy distintas causas, pero una parte importante de ellas puede estar relacionadas con aspectos fisioterapéuticos. Entre los motivos de este tipo de bajas pueden estar problemas musculares y articulares, recuperaciones de intervenciones  o problemas derivados de enfermedades crónicas o degenerativas.

Para disminuir el efecto de estos problemas en la persona y conseguir que tenga una mejora física que le permita acudir a su puesto de trabajo la fisioterapia resulta de gran ayuda.

Ayuda en la empresa

Una de la formas más eficaces de contribuir a la disminución de bajas laborales relacionadas con problemas fisioterapéuticos es contar con un servicio de fisioterapia en el centro de trabajo. Entre las ventajas que reporta este servicio destacan:

  • Atención inmediata de los casos que se presenten en el centro de trabajo. Los problemas variarán en función del tipo de trabajo y las funciones que desempeñe el empleado. Pero en general podemos decir que muchos problemas están relacionados con contracturas, tensiones musculares por agarrotamiento de los músculos, falta de movilidad y malas posturas. Al tratarse de manera inmediata se minimiza su efecto, controlando los síntomas y secuelas y evitando que derive en un problema más grave.
  • Terapia continuada para problemas más graves. Con un tratamiento a medida con sesiones programadas se puede reducir de manera considerable los dolores y problemas que pueden afectar a la capacidad laboral de un profesionales y que, de no controlarse, pueden acabar por provocar una baja laboral.
  • Consejos y prevención. Mediante unas sesiones de información se puede transmitir a los empleados consejos para realizar su trabajo de forma segura evitando lesiones que acaben derivando en bajas laborales. A menudo son consejos y recomendaciones sencillas y fáciles de seguir que no interfieren en el desempeño, pero que pueden prevenir lesiones.