Fisioterapia a domicilio en Bilbao sin costes adicionales

En Fisiohogar Bilbao encontrará el servicio de atención fisioterapéutica a domicilio que está buscando sin que esto le incremente el coste del tratamiento. Nuestro objetivo es ayudarle en sus problemas y dolencias que requieren atención profesional y con esa idea hemos diseñado un plan de acción en el que es el fisioterapeuta el que realiza el desplazamiento para llevar a cabo el programa de rehabilitación.

Permanecer en casa tranquilamente es un valor añadido y una tranquilidad, quizás puede pensar que esto elevará el coste del servicio, pero no es asís. La prestación de este servicio de atención en casa no conlleva ningún coste adicional ni implica una tarifa especial.

Queremos ser su fisioterapeuta de confianza y por eso hemos buscado la fórmula que le reporte más beneficios. Y es que las ventajas de la atención fisioterapéutica a domicilio son varias:

  • Sin traslados. Tener que prepararse y salir de casa puede ser para algunos pacientes un gran inconveniente. Lo mímimo que puede pasar es tener pereza por vestirse y salir y si se añade mal tiempo, aún peor. Si a esto se le suma problemas de movilidad y tener que contar con la ayuda de un familiar o amigo para que nos ayude a llegar a la clínica, puede que acabemos por renunciar la sesión de fisioterapia. Todos estos supuestos desaparecen si el que se traslada es el fisioterapeuta.
  • Servicio personalizado de calidad. Recibir atención fisioterapéutica a domicilio no significa menor calidad en el servicio o menos medios. Los profesioanles de Fisiohogar Bilbao acuden a su casa con todo lo que necesitan para realizar las sesiones con todo el rigor y profesioanlidad. Llevan camilla, vendas, cremas, balones, cintas o todos los aparatos que precise su tratamiento.
  • Más proactivo y participativo. Al estar reposando y tranquilo en su casa, su actitud será más proactiva, estará más atento a las explicaciones y consejos que le dé su terapeuta y también más concentrado y participativo.
  • Reconocimiento del entorno. Al acudir un fisioterapeuta a su casa podrá observar cómo es el entorno en el que se mueve y podrá detectar posibles puntos peligrosos y le podrá dar ciertas recomendaciones para que su entorno sea más accesible y seguro.