Rehabilitación a domicilio para recuperarte de un ictus

Si has sufrido un ictus sabes que la rehabilitación es fundamental para dejar atrás las secuelas del ictus y tratar de volver a la normalidad cuanto antes. Para ponértelo más fácil en Fisiohogar Bilbao somos nosotros los que acudimos a tu domicilio.

El ictus es un trastorno que se produce de manera brusca en la circulación cerebral que afecta a una zona determinada del cerebro. Dependiendo del grado y la parte a la que haya afectado las secuelas y consecuencias serán de mayor o menor grado. Sin embargo, dada la gravedad, aunque haya sido un ictus digamos flojo siempre hay problemas que tratar.

Una vez que se ha pasado lo peor y que se sale del hospital hay que iniciar cuanto antes un tratamiento de rehabilitación. Pero ¿por qué recibirlo a domicilio? Pues porque en la mayoría de los casos aunque uno ya se encuentre mejor, aún se está débil y en los casos en los que el ictus ha afectado a la movilidad salir de casa para recibir un tratamiento de fisioterapia puede ser un calvario.

Para ponérselo más fácil al propio paciente y a los familiares uno de nuestros fisioterapeutas acude a su casa. Las sesiones se desarrollarán con total profesionalidad, nuestros terapeutas acuden a su casa con todo el material necesario, desde camilla hasta vendas, cremas, cintas elásticas, balones…

Tranquilidad y comodidad

Otra de las ventajas de recibir el tratamiento de rehabilitación a domicilio es que el paciente se encuentra mucho más tranquilo. No tener que salir de casa le evita estrés y se encontrará más relajado y menos cansado para atender y participar activamente en las sesiones. 

Por otro lado se encontrará más cómodo, el entorno de trabajo es conocido, estará rodeado de cosas que conoce y todo esto le permitirá estar más relajado y, por tanto, centrarse en las tareas que le proponga el fisioterapeuta.

Podemos decir entonces que la rehabilitación fisioterapéutica de un ictus en casa resulta muy positiva para el paciente.  La tranquilidad y relación con la que inicia la cita contribuirá a que su actitud sea más positiva, algo fundamental para luchar y trabajar duro para dejar atrás los consecuencias del ictus.