Fisioterapia en el embarazo, indicaciones, contra-indicaciones y mitos

Hace poco una clienta me preguntó si podía pedir cita conmigo estando embarazada, le dolía la espalda y tenía miedo de si una sesión con un fisioterapeuta pudiera llegar a interrumpir el embarazo.  Es un mito que hoy quisiera romper, la fisioterapia no es enemiga del embarazo, todo lo contrario, es recomendable para paliar dolencias y aprender a adaptarse a los cambios físicos que conlleva el embarazo e incluso para ayudar en el momento del parto. Como ya sabéis la fisioterapia tiene muchas especialidades, la fisioterapia del suelo pélvico y  embarazo, entre otras indicaciones también se dedica a ayudar a la mujer durante y después del embarazo. La Fisioterapia pelviperineal es una disciplina terapéutica que trata las disfunciones y patologías del suelo pélvico, como la incontinencia urinaria, la preparación al parto, la recuperación posparto, así como el tratamiento de patologías dolorosas.

Indicaciones y contraindicaciones

Dentro de todas las herramientas y técnicas con las que trabajamos existen contraindicaciones puntuales durante el embarazo, intento suponer que es por estos casos por los que de manera inconsciente se han generalizado falsas ideas. Pero por otro debo exponer que son muchas  las técnicas que pueden ayudar. En este listado podemos ver cuáles son estas indicaciones y contraindicaciones:

INDICACIONES

  1. Masoterapia y estiramientos para disminuir el dolor muscular.
  2. Ejercicios de tonificación y estiramientos para disminuir el dolor articular por sobrecarga.
  3. Ejercicios y masoterapia para la prevención de varices.
  4. Drenaje linfático para disminuir la retención de líquidos.
  5. Ejercicios de fortalecimiento de la musculatura espinal para adaptar el cuerpo para el cambio de centro de gravedad.
  6. Hidroterapia, masajes o ejercicios de conciencia corporal para la relajación del estado de ánimo y el estrés.
  7. Fisioterapia del suelo pélvico para la preparación del periné para el parto.

CONTRAINDICACIONES

  1. Uso de la electroterapia: corrientes TENS, electroestimulación y magnetoterapia.
  2. Hipopresivos hasta las últimas semanas.
  3. Pilates durante el primer trimestre y los ejercicios de fortalecimiento abdominal.
  4. Reflexología y otras técnicas que estimulen la contractibilidad del útero.
  5. Uso de algunos aceites esenciales.
  6. Posiciones en que el feto o la vena cava puedan quedar presionados.

Enfermeras comadronas y fisioterapeutas especializados en suelo pélvico y embarazo están preparados especialmente para ayudar a las embarazadas durante y después del parto. Además actualmente hay una gran variedad de actividades guiadas por profesionales con las que completar el tradicional curso de preparación al parto: yoga para embarazadas, aquagym y natación para embarazadas, danza del vientre para embarazadas y esferodinamia para el embarazo. Todas estas actividades ayudan a sentirse mejor y a relajar dolores y tensiones normales durante el embarazo normal. Si tu embarazo es un embarazo de riesgo siempre tienes que tener supervisión de tu ginecólogo antes de realizar cualquier actividad o acudir a un fisioterapeuta. Recuerda que siempre es importante acudir a profesionales sanitarios ya que nosotros nos hemos preparado con las mismas bases y  la atención al paciente de manera multidisciplinaria es la piedra angular de toda atención en salud.

Una mujer embarazada puede sentir que le cuesta hacer las cosas que anteriormente hacía de manera sencilla, pero no caigamos en el craso error de creer que el período de gestación significa estar enferma, no hay que perder el tiempo y hay que activar el cuerpo con ayuda de profesionales. Comadronas y fisioterapeutas pueden ayudarte de manera individual o grupal a tener herramientas para poder retomar tus rutinas pero adaptadas al cambio que poco a poco tu cuerpo experimenta.

Así espero que esta información sea útil y ayude a decidirse a muchas mujeres y parejas a buscar la ayuda profesionalizada que necesitan. La fisioterapia a domicilio también puede ayudar si tienes poco tiempo y desde Fisiohogar tenemos un equipo profesional de fisioterapeutas en Barcelona que espera ayudarte.