¿Qué son las hernias discales?

Uno de los dolores más comunes que solemos sufrir, es el dolor en la región lumbar, muchas veces este dolor se irradia hacia nuestros miembros inferiores o nos da la sensación de no poder incorporarnos, quedamos “doblados”.  Es ahí cuando decidimos ir a un especialista y este al realizarnos pruebas nos informa que tenemos una Hernia Discal.  

El diagnóstico de Hernia Discal nos pone en alerta, muchas veces nos plantean hasta una cirugía y nuestros temores son mayores. Pero sabemos realmente que es una Hernia Discal.

¿QUÉ ES UNA HERNIA DISCAL?.

Para entender que es la hernia discal tenemos que conocer que es el disco intervertebral. Este es un anillo cartilaginoso con un núcleo pulposo que funciona como amortiguador entre las vértebras de nuestra columna vertebral durante las actividades diarias tales como caminar, correr y saltar. Cuando estos discos se degenera o por alteración de la mecánica de la columna se deforman, el anillo cartilaginoso se fisura deformándose y permitiendo la salida del núcleo pulposo.

La degeneración y hernia de disco pueden ser responsables de dolores (radiculares o de la duramadre), de trastornos de la movilidad vertebral y de trastornos neurológicos (sensitivos y motores). La hernia de disco presenta dos grandes tipos: la protrusión (fisura simple con débil desplazamiento anular), y la hernia verdadera que puede variar de acuerdo a su importancia y localización.

Las hernias de disco posteriores son las más frecuentes, son las que provocan directamente dolor por su relación con el ligamento vertebral común posterior sobre el cual se apoyan. En algunas ocasiones la protrusión se desplaza hacia los agujeros de conjunción (por donde emergen las raíces nerviosas) lo que provoca dolor radicular con irradiación hacia la zona del nervio afectado.

La localización preferencial de las hernias de disco es lumbar y provocan lumbalgias agudas, crónicas y lumbociáticas. Las hernias de disco cervicales, son menos frecuentes pero generan cuadros dolorosos tanto en la región cervical como en los miembros superiores.

¿QUÉ PUEDE HACER LA FISIOTERAPIA EN HERNIAS DISCALES?

El tratamiento de las hernias discales debe ser de inicio y preferentemente conservador con fisioterapia; sólo en casos de la presencia de parálisis, y dolor resistente por más de tres meses se debe plantear la cirugía.

El tratamiento de fisioterapia consistirá en técnicas del manejo del dolor; tales como termoterapia, electroterapia. Reducción de los espasmos musculares con técnicas de masaje y manipulación. Así como un programa de ejercicios para fortalecer la musculatura de la columna e indicaciones de higiene postural que nos enseña a realizar nuestras actividades diarias de manera segura para nuestra columna.

Si sufres o has sufrido alguna vez de dolor en tu zona lumbar o cervical; o tu diagnóstico ha sido “hernia discal”; no dudes en ponerte en contacto con nosotros en Fisiohogar podemos ofrecerte una solución.