La rehabilitación del hombro

Anatomía del hombroAnatomía del hombro

Llamamos “hombro” a la zona de la articulación que une nuestros miembros superiores al tronco. Es una de las articulaciones más complejas de nuestra anatomía por varias razones; la conforman dos articulaciones: la gleno-humeral (húmero y escápula), y la  acromio-clavicular (clavícula y escápula), posee el mayor rango de movilidad en todos los planos, lo que la hace  más inestable y depender de la integridad de las estructuras blandas (tendones, ligamentos y cápsula) para su correcto funcionamiento.

Es una de las articulaciones que más lesiones suele presentar, independientemente de nuestro trabajo o edad, pues es la que más empleamos y sometemos a esfuerzos  continuos a lo largo de nuestro día.

¿Qué patologías sufre?

Hemos oído algunas veces que las afecciones del hombro suelen ser difíciles y raras veces quedan bien, y en ocasiones se le enseña al paciente a resignarse y aceptar cierta limitación. En nuestra experiencia eso no siempre es así, pues con un tratamiento de fisioterapia adecuado, la recuperación puede ser total; tenemos  antecedentes de pacientes tratados con excelente recuperación funcional.

Entre  las afecciones de las estructuras blandas de la articulación responsable de las limitaciones funcionales en el hombro están: La patología capsular, y la patología tendinosa. En todos los casos aparece el dolor, inflamación en grados diversos, limitación en los movimientos articulares y atrofia muscular. Dentro de estas patologías tenemos la siguiente clasificación:

 

  1. Hombro doloroso simple: el dolor de mediana intensidad aparece a ciertos movimientos bien precisos del brazo, y a veces de noche, cuando el paciente se acuesta sobre el hombro afectado. La pérdida de movilidad es reducida. Las afecciones responsables suelen ser tendinitis de los músculos del manguito, tenosinovitis de la porción larga del bíceps y bursitis.
  2. Hombro agudo hiperálgico: es una periartritis debida casi siempre a una tendinitis calcificante, ya sea por crisis inflamatoria o por migración de elementos calcificados. El dolor es intenso y se irradia hacia el miembro superior, con signos inflamatorios importantes e impotencia funcional total por el dolor.
  3. Hombro pseudoparalítico: es el desgarramiento parcial o total de los músculos del manguito rotador. Esto conlleva a la dificultad o pérdida total de la movilidad activa del hombro. La causa puede ser traumática brusca o por micro-traumatismos reiterados.
  4. Hombro bloqueado: aquí agrupamos a las capsulitis retractiles y al hombro congelado. Se trata en la mayoría de los casos de síndromes por Distrofias Reflejas localizadas en el hombro.

 

¿la fisioterapia puede ayudar?

Cada una de estas afecciones del hombro tiene un tratamiento específico  en Fisioterapia, cuyos objetivos serán  eliminar el dolor e inflamación presentes, recuperar el rango de movilidad articular normal, la fuerza muscular y que el paciente pueda realizar sus actividades cotidianas sin limitaciones.  El conocimiento por parte de un Fisioterapeuta preparado de la anatomía y la kinesiología de la articulación del hombro te garantiza que las pautas de ejercicios y movilizaciones te ayudarán a tu recuperación.

Si sufres alguno de estos problemas contáctanos, un fisioterapeuta formado y con experiencia te ayudará para que puedas volver a tu actividad normal  sin dolores y limitaciones.