La fisioterapia en los problemas de piernas cansadas

Sentir dolor en las piernas, pesadez, hormigueos… es síntoma de lo que se llama piernas cansadas. Un problema que no es grave pero sí molesto y que, si no se trata de la manera adecuada, puede provocar problemas mayores.

Uno de los problemas de las piernas cansadas es que no le hacemos el suficiente caso. Pensamos que es algo normal, consecuencia del ritmo de vida que nos impone pasar muchas horas en la misma posición, ya sea de pie o sentado, a lo que se unen otros malos hábitos como pueden ser una alimentación poco variada. La consecuencia es que tratamos de sobrellevar los síntomas de las piernas cansadas lo mejor que podemos y no buscamos una mejor solución.

Y la solución, en la mayoría de los casos es muy sencilla. Basta con acudir a un experto en fisioterapia que evalúe la situación y que te pueda decir cómo puedes decir adiós a las piernas cansadas.

El tratamiento para piernas cansadas suele estar compuesto de una serie de actuaciones. La primera y la que realiza el fisioterapeuta es el masaje. Con él se trata de deshacer tensiones, de relajar toda la zona de las piernas a la vez que se busca la correcta circulación sanguínea. La mala circulación es en gran media la responsable de los dolores, hormigueos y molestias localizados en las piernas. Por eso cuando se controla los dolores y molestias empiezan a desaparecer casi de manera inmediata.

Otra de las medidas que aconsejan los fisioterapeutas es la realización diaria de sencillos ejercicios destinados a facilitar la circulación y a fortalecer la musculatura y las articulaciones. Trabajando de esta manera se logra tener una buena circulación y prevenir la aparición de nuevos problemas que ocasiones dolores y molestias en las piernas.