Fisioterapia en las alteraciones ortopédicas del pie

La Ortopedia es una especialidad de la medicina dedicada a corregir y evitar deformidades o malformaciones de nuestro aparato musculo-esquelético por medio de la cirugía y aparatos ortopédicos (órtesis), y va de la mano con la Fisioterapia la cual diseña un programa de ejercicios para la reeducación de la musculatura y estabilizar las correcciones que el especialista lleve adelante.

Las deformidades y malformaciones del sistema musculo-esquelético pueden ser congénitas (la persona nace con ellas) y otras son adquiridas a lo largo del crecimiento o en el desarrollo de una actividad.

El objetivo de este artículo no va a ser describir cada una de estas alteraciones ortopédicas, el diagnóstico de las mismas es competencia del ortopedista o podólogo, sino que conozcas el papel fundamental que el fisioterapeuta tiene en el éxito de la recuperación de estas alteraciones.

Dentro de las alteraciones ortopédicas más frecuentes del pie tenemos:

  1. Pie Plano
    • Pie plano del niño:
      •  Pie valgo simple
      • Pie valgo congénito
      • Pie plano paralítico
    • Pie Plano del adolescente y adulto:
      • Pie plano flácido
      • Pie plano contracturado
      • Pie artrósico
  2. Pie Cavo
    • Pie cavo en el niño:
      • Hereditarios y evolutivos
      • Neurológicos
  3. Modificaciones Estáticas del antepié
    • Hallux valgus: “juanetes”
    • Quintus adductus: “juanete del 5º dedo”
    • Dedos en garra o martillo
    • Metatarsalgias: dolores en la zona plantar de la región metatarsofalángica.

Todas estas condiciones del pie, tienen tratamiento médico, desde la simple indicación de una órtesis (aparato ortopédico que corrige la deformidad), que puede ir de una plantilla, corrección en el calzado, o férulas; hasta procedimientos quirúrgicos.

Sea cual sea el procedimiento o técnica empleada, todas deben ir acompañadas de un programa de Fisioterapia.

La Fisioterapia de las deformidades del pie descritas es común a todas, pero el énfasis puede variar con cada patología a tratar o el tipo de cirugía.

El tratamiento de fisioterapia consistirá en:

  1. Baños de contraste
  2. Masaje circulatorio y drenaje
  3. Tracción y movilizaciones pasivas
  4. Ejercicios activos para la musculatura intrínseca del pie
  5. Ejercicios activos y resistidos del pie y tobillos
  6. Corrección de la postura (pies, rodillas y caderas)
  7. Ejercicios propioceptivos
  8. Reeducación del patrón de marcha

 

Contacta con nosotros, en Fisiohogar podemos aclarar tus dudas y estaremos encantados de atenderte.