Consejos para la vuelta a casa con una prótesis de cadera

Ya te han puesto la prótesis de cadera, ya dejas atrás una etapa de dolores, molestias y falta de movilidad y vuelves a casa. Esto es un motivo de alegría, y para que de verdad sea así es muy importante que te tomes en serio los consejos e indicaciones que te den médicos y fisioterapeutas.

Es cierto que actualmente las operaciones para la colocación de una prótesis de cadera están muy controladas y no suelen producirse problemas, lo mismo que el proceso de rehabilitación que también está controlado por profesionales de la fisioterapia.

Si en tu proceso de rehabilitación sigues además los consejos que los terapeutas te faciliten podrán tener una vuelta a casa más segura y sin complicaciones.

Entre los consejos que pueden ayudarte en tu vuelta a casa con una prótesis de cadera destacan:

  • Lo primero podemos recomendarte es perder el miedo a la prótesis. Es cierto que es un elemento extraño en tu cuerpo, pero está perfectamente diseñada y adaptada para que no te cause problemas. Ahora es una parte más de cuerpo.
  • Al principio te sentirás más débil y por eso deberás tener más cuidado con el entorno por el que te mueves. Es importante tener en cuenta tus capacidades de movilidad y eliminar las posibles barreras como alfombras, cables, escalones. También es aconsejable tomar ciertas medidas y usar sillas con reposabrazos, camas no demasiado bajas o un elevador para la taza del water. También es importante no coger peso y aprender a sentarse y levantarse o cómo introducirse en un coche, primero sentarse y después pasar las piernas.
  • Aunque estemos algo más flojos y sintamos las piernas débiles hay que ejercitarlas y caminar. Al principio ayudado por un andador y según se vaya avanzando con dos muletas para después pasar a una sola.
  • Los ejercicios que te indique tu fisioterapeuta es muy importante que los realices con la periodicidad que te indiquen. Con la práctica diaria ganarás fuerza, agilidad y, por tanto, mayor seguridad y movilidad.