Terapias para tratar los problemas de personas de la tercera edad

Es inevitable que con el paso de los años vayan apareciendo achaques, y cuando se llega a la llamada tercera edad aún más. Pero que sea normal no quiere decir que se haya que asumir la situación sin más. Actualmente la fisioterapia reune diferentes terapias y tratamientos que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Si quieres descubrir cuál es la que más se adecua a tus necesidades no tienes más que ponerte en contacto con nosotros. Uno de nuestros fisioterapeutas acudirá a tu domicilio y cuando disponga de la máxima información posible sobre tu caso, podrá plantearte una terapia y plan de trabajo que te ayude a sentirte mejor.

En general los problemas que se asocian a la tercera edad suelen ser:

  • Problemas articulares y musculares
  • Problemas de circulación
  • Recuperación de caídas o de operaciones
  • Dolores
  • Problemas asociados a enfermedades neurológicas y/o degenerativas

Para el tratamiento de estos y otros problemas se pueden emplear distintas terapias. El objetivo será siempre atajar los problemas que se han presentado, tratar de recuperar la funcionalidad de la zona y eliminar los dolores y después llevar a cabo una actividad de mantenimiento y de prevención de otros síntomas o problemas.

Entre las distintas terapias para las personas de la tercera edad encontramos:

  • Masajes, ejercicios activos y pasivos para activas la circulación, ejercicios de coordinación, movilizaciones. También se emplea la masoterapia, el kabat, electroterapia, termoterapia, hidroterapia…

En este tipo de tratamientos el seguimiento es constante, por tanto, en el momento en el que se detecte un nuevo problema el tratamiento se modificará para tratar de atajarlo lo antes posible e intentar que no se convierta en un problema mayor y crónico.

Para que las terapias y tratamientos fisioterapéuticos alcancen sus objetivos no hay que olvidarse de la actitud del paciente. La voluntad y la implicación del paciente juegan un papel determinante en la consecución de resultados positivos.