Control del dolor en la tercera edad

Al hacerse mayor es casi inevitable que aparezcan los dolores y las molestias. Aunque se esté sano, las articulaciones, músculos y huesos se van deteriorando. Pierden su fuerza, se vuelven más rígidos y frágiles y todo esto puede favorecer que aparezcan problemas de dolores.

La fisioterapia especializada en personas de la tercera edad resulta de gran ayuda para controlar los dolores. Éstos a veces son pequeñas molestias y puntuales, pero en otras ocasiones el dolor es persistente, casi continuo y de mayor intensidad. Lo que provoca un malestar más generalizado que influye en la capacidad de movilidad y de autonomía del paciente.

A  menudo se piensa que estos dolores son achaques de viejo y que poco se puede hacer para que desaparezcan. Sin embargo, sí es posible controlarlos, eliminarlos puede resultar más complicado, no que queremos engañarle. Pero un programa personalizado de fisioterapia puede conseguir reducir esos focos de dolor y contribuir a que se encuentre mejor y puede realizar sus actividades cotidianas en mejores condiciones.

¿En qué consisten estos programas? Pues son actividades sencillas, ejercicios, movilizaciones o masajes que no causan dolor y que resultan fáciles de hacer. Su fisioterapeuta localizará el foco del dolor, determinará las causas y le propondrá y enseñará los ejercicios y posturas que pueden conseguir que se libere, o al menos se reduzcan, las molestias.

Una vez que aprenda cómo hacer estos ejercicios no supondrán ningún esfuerzo y se convertirán en una rutina más.

Entre los ejercicios que son aconsejables para controlar los dolores en la tercera edad encontramos:

  • Ejercicios para la espalda y cuello
  • Ejercicios para las muñecas y brazos
  • Ejercicios para la piernas y rodillas
  • Ejercicios para la caderas

Estos ejercicios son movilizaciones que se realizan despacio, sin provocar dolor y hasta donde sea posible. El objetivo de los ejercicios es evitar el agarrotamiento de los músculos, recolocar los músculos y ligamentos y tratando de que sean tengan la máxima flexibilidad y agilidad.