Principales técnicas de fisioterapia empleadas en los tratamientos para mayores

Los tratamientos de fisioterapia para personas mayores son una de las especialidades más habituales. El colectivo de personas de la tercera edad requiere ayudas y atenciones relacionadas con diferentes modalidades de fisioterapia.

Para tratar cada problema con la atención y precisión que requiere, nuestro equipo de especialistas realiza un completo análisis de las condiciones del paciente y de su historial médico. A partir de estos datos, se puede realizar una planificación de ejercicios y terapia para buscar la recuperación y mantenimiento del paciente.

En el trabajo con personas mayores se emplean diferentes métodos y técnicas, dependiendo siempre del estado de cada persona. Entre las principales técnicas están: electroterapia, masoterapia, termoterapia, método kabat, movilizaciones activas y pasivas, etcétera.

El empleo de una u otra técnica fisioterapéutica dependerá del tipo de dolencia o patología que presente la persona mayor. Respecto a las patologías más típicas en este colectivos podemos destacar:

  • Recuperación de caídas y fracturas
  • Recuperación después de una intervención quirúrgica
  • Tratamiento de mantenimiento de las capacidades de movimiento y coordinación
  • Programas para la atención de problemas circulatorios
  • Programas para la atención de problemas relacionados con artrosis y dolores musculares
  • Tratamiento de enfermedades degenerativas

Las sesiones de fisioterapia en las personas mayores no suelen dedicarse solo al tratamiento de una dolencia o patología, dadas las características de las personas mayores estos programas vigilan el conjunto del estado del paciente. Por eso es normal que a lo largo de un tratamiento se combinen diferentes técnicas y métodos fisioterapéuticos.

Objetivos de las técnicas de trabajo

El objetivo de estas técnicas es buscar la mejoría de un problema concreto y/o mantener el grado de salud y autonomía de la persona de la tercera edad. Con las técnicas de electroterapia y termoterapia su busca, entre otras posibilidades, solucionar distintos problemas relacionados con problemas de circulación o dolores musculoesqueléticos.

Con el método kabat, técnicas de movimientos, se trabajan distintos objetivos como el fortalecimiento muscular, el aumento de la capacidad articular, el cuidado y restablecimiento de la coordinación, el trabajo del equilibrio o la relajación muscular.