Fisioterapia para lesiones musculares causadas en la oficina

Pasamos en la oficina muchas horas de nuestra vida y es normal que en este entorno aparezcan dolores y problemas musculares. Además, la mayoría de los trabajos de oficina imponen pasar muchas horas sentados frente al ordenador y las malas posturas que adoptamos al sentarnos y teclear hace que aparezcan dolores en la espalda, contracturas en los hombros y en el cuello u otros problemas como tendinitis o problemas de circulación.

Para controlar estas lesiones y, lo que es más importante, evitar que vuelvan a aparecer estos problemas la fisioterapia es un herramienta muy eficaz.

Si tiene alguno de estos problemas que le causa molestias y dolores ya casi de manera constante no espere más y acuda a un experto. En Fisiohogar Madrid contamos con un equipo de fisioterapeutas especializados que podrán ayudarle a decir adiós a sus problemas articulares y musculares surgidos en la oficina.

Cuando acuda a nosotros lo primero que haremos es recoger toda la información posible acerca de su dolencia, cuándo ha empezado, qué síntomas presenta, a qué miembros y partes del cuerpo afecta y qué puede haber provocado el problema. Para conocer todos los detalles de esta última parte, el fisioterapeuta le preguntará cómo su trabajo en la oficina, cuántas horas pasa y qué actividades y tareas lleva a cabo y de qué materiales y herramientas dispone

Con todos estos datos podrá planificar un tratamiento para recuperar y fortalecer la zona.

Recuperación

La recuperación de la zona afectada se consigue con sesiones que combinan masajes y ejercicios. Los masajes consiguen destensar la zona, relajarla, colocar los tendones y articulaciones en su sitio atajando los problemas de contracturas. Después con los ejercicios muy concretos se fortalece la musculatura, la elasticidad y se trata de que todo recupere su fortaleza y posición.

Prevención

Los tratamientos de fisioterapia para lesiones provocadas en la oficina tienen una parte muy importante de prevención. Los terapeutas nos enseñar cómo sentarnos, cómo colocarnos, cómo coger o cargar cosas o las pausas y ejercicios que podemos hacer durante nuestra jornada de trabajo para cuidar nuestro cuerpo y evitar que se repitan las lesiones o aparezcan otras.